Guadalajara, Jal. La descentralización del gobierno federal que proyecta el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, generará un área de oportunidad para el sector inmobiliario, principalmente en el rubro de renta de inmuebles.

De acuerdo con Daniel Narváez, gerente de Mercadotecnia del portal inmobiliario Lamudi, con un inventario de 290,000 propiedades, el próximo gobierno deberá impulsar e incentivar el desarrollo de vivienda vertical nueva para renta en las ciudades donde se proyecte establecer las oficinas gubernamentales.

“Una de las propuestas que creemos puede favorecer esta descentralización es generar incentivos para los desarrolladores inmobiliarios para que su oferta vertical tenga una mayor retribución (...) y en esta política de descentralización el tema de rentas por supuesto se va a ir al alza”, señaló.

Con base en las estadísticas del portal inmobiliario, el mayor crecimiento en todo el país está justamente en el segmento de renta y según las proyecciones de su director de Mercadotecnia, los trabajadores de dependencias federales que hoy laboran en la Ciudad de México tenderán a mantener ahí su propiedad y buscarán la opción de la renta en la ciudad a donde sean trasladados.

“Es tan compleja una operación inmobiliaria que aun sin hacer un cambio de ciudad o región, una transacción puede llevar hasta seis meses o incluso un año, ya que más de 70% de las transacciones inmobiliarias se dan a través de un crédito, y en esta medida es muy compleja la operación, lo cual va a impulsar de manera directa las rentas”, puntualizó.

El directivo señaló que antes de trasladar a otros destinos las dependencias, es indispensable que en las nuevas sedes se tenga garantizada la disponibilidad de la oferta inmobiliaria a fin de que la transición “impacte en la menor medida”.

Prestación de servicios

Al respecto, el presidente del Consejo Municipal de Participación Ciudadana de Tlajomulco y miembro del Consejo Ciudadano Metropolitano, Ricardo Alcocer Vallarta, afirmó que en la zona metropolitana de Guadalajara el crecimiento de desarrollos habitacionales, tanto verticales como horizontales, para dar cabida a los trabajadores del gobierno federal que pudieran ser trasladados a esta capital, donde se establecería la sede de la Secretaría de Ganadería, es factible siempre y cuando se cumpla con la prestación de los servicios indispensables.

“Hay algunos lugares donde el problema del agua sí está muy grave pero en general, la ciudad tiene agua; el más importante es equipamiento, espacio público, escuelas y centros de salud”, detalló.

Indicó que la descentralización es un proyecto a mediano y largo plazo y además integral.

[email protected]