Luego de la aprobación el pasado diciembre en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) de la nueva Ley de Vivienda de la Ciudad de México, será promulgada por el jefe de Gobierno de la capital, Miguel Ángel Mancera.

La diputada promovente de esta ley, Dunia Ludlow, destacó la necesidad de trabajar de manera integral en una normatividad en materia de desarrollo urbano para la ciudad, para que después de su promulgación no quede como un elemento aislado.

Lo que hace falta a la ciudad, es una mejor normatividad en materia de desarrollo urbano. Tenemos actualmente una ley de desarrollo que está parchada por todos lados, un programa general que está completamente descontextualizado y los programas delegacionales no están actualizados. Todo este marco jurídico ya no responde a la realidad de la ciudad .

Recordó que el principal beneficio de la ley es que, a través de mejores procesos institucionales, plantea la posibilidad de tener una política de vivienda que pueda ser evaluada para garantizar el derecho a los capitalinos a un hogar digno y adecuado.

Consejo

Asimismo, se crea un Consejo de Vivienda, que involucrará a actores tanto de la sociedad civil como a especialistas y organizaciones sociales de vivienda, con la finalidad de construir una política de vivienda que sea conjunta y así tener un mayor beneficio social.

La presidenta de la Comisión de Vivienda de la ALDF agregó que la manera de llegar a una densificación debe ser a partir de un desarrollo bien planeado, armónico y que no genere un decremento en la ciudad, dejando de expulsar a habitantes hacia las periferias.

La Ley de Vivienda procura una mejor implementación de la política de desarrollo urbano; ya la implementación de la política y la puesta en marcha de programa depende del Ejecutivo, pero celebro que el jefe de Gobierno haga un evento para promulgar la ley, porque es un muy buen indicio del compromiso de llevar a cabo los principales retos establecidos .

Dunia Ludlow expuso que la ley garantiza el acceso a todos los sectores socioeconómicos de la población el acceso a una vivienda, ya que en conjunto con otros instrumentos legales, como la Ley de Desarrollo Urbano, se generan incentivos que permitirán la construcción de más casas.

ilse.becerril@eleconomista.mx