Cancún, QR. Ambientalistas opositores a la reanudación de obras en Malecón Tajamar anunciaron que esta semana comenzarán a correr los procesos penales en contra de quienes resulten responsables por el desmonte de especies protegidas al interior del complejo.

Desde el pasado 1 de febrero no ha habido movimiento en el complejo, mientras que se mantienen los campamentos de activistas que buscan evitar que se viole el mandato del Juzgado Segundo de Distrito, de mantener las cosas tal como quedaron luego del desmonte del pasado 16 de enero.

El fin de semana pasado, arribaron biólogos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) para dictaminar la devastación del manglar y el incumplimiento en la reubicación de animales, informaron.

EL 6 de febrero, Fonatur emitió un comunicado en el que asegura que el 5 de febrero de 2016, nuevamente personal especializado se constituyó en el Malecón Tajamar con el objeto de reiniciar las labores de rescate de la fauna viva identificada (ordenada por Profepa), siendo nuevamente impedidos para hacerlo por un grupo de personas que manifestaron que no permitirían que los animales fueran reubicados. Estos hechos fueron atestiguados por Notario Público, quien expidió la Fe de Hechos correspondiente, lo que será informado a Profepa y a los Juzgados de Distrito donde existe suspensión vinculada a juicios de amparo.

Ayer mismo en que concluyó la vigencia de los permisos de Malecón Tajamar, la agrupación Salvemos Malecón Tajamar refutó ese comunicado, aduciendo que Profepa no puede darle órdenes a Fonatur de hacer un rescate de fauna, ya que varios juzgados dieron la orden de que se suspenda cualquier actividad.

La organización Salvemos Manglar Tajamar alega que hay suspensiones vigentes emitidas en distintos juzgados y nosotros lo único que hacemos estando ahí, es verificar que se haga cumplir la ley y que no entren a rellenar, lo cual acabaría con la vida de la vegetación y la fauna que aún existe .

Una esperanza para Fonatur

En tanto, a pesar de que concluyeron los permisos federales de Malecón Tajamar en cuanto a uso de suelo e impacto ambiental, Fonatur podría ganar tiempo respecto de la vigencia, debido a que Profepa puede aún reconocer que la dependencia no pudo concluir con los trabajos de rescate de flora y fauna por cuestiones ajenas a su voluntad.

En primer lugar, está la imposibilidad material a causa de la oposición de grupos ambientalistas que no permitieron la entrada al predio de Malecón Tajamar, a empleados del Fonatur; además de la existencia de suspensiones en Juzgados de Distritos cuyos titulares aún no se han pronunciado al respecto de los alcances de las suspensiones.

[email protected]