En el último trimestre del 2015, el consumo en restaurantes en la zona conurbada del estado de Querétaro registró un incremento de 6% respecto del mismo periodo del 2014.

Tan sólo en diciembre, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Querétaro reportó una derrama económica de 354 millones de pesos, que son 53 millones de pesos más que en el 2014, afirmó Sergio Salmón Franz, líder del organismo.

La actividad de consumo en restaurantes tuvo mayor flujo en aquellos que ofrecieron servicios de banquetes para las industrias. Sergio Salmón aclaró que no todos son grandes establecimientos. Otras actividades de consumo se visualizaron en aquellos que atendieron a los turistas y los comensales locales.

De acuerdo con el presidente de la Canirac, el gasto promedio que hace una persona en un restaurante es variado por el tipo de establecimiento; sin embargo, se considera que puede gastar entre 200 y 550 pesos por persona.

Durante este periodo, el sector restaurantero tuvo una contratación temporal de personal de 12%, sobre todo los lugares que tuvieron eventos especiales.

Altas y bajas

Para este año, uno de los retos es que los establecimientos que recién dieron apertura a sus servicios puedan mantenerse.

Los restaurantes son muy socorridos como negocio, de ahí que haya tantos; pero sabemos que de cada 10 establecimientos cinco no llegan al primer año, debido a que hace falta un estudio del impacto en las zonas en que se instalen , dijo.

Finalmente, comentó que en este mes, se vislumbra que las ventas tendrán una baja de hasta 30%, pues la sociedad se enfrenta a diversos pagos primordiales, y sustituyen los gastos de salir a comer a establecimientos.