Puebla, Pue. Inversiones por 150 millones de pesos del sector restaurantero, principalmente provenientes de la Ciudad de México, se aplazaron un mes en su arranque de construcción, debido a que esperarán el cambio del gobierno estatal que será el 1 de febrero y por la incertidumbre que ha generado el alza en los precios de gasolinas y productos.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) local, Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, explicó que se trata de 15 proyectos de cadenas nuevas y, en algunos casos, de ampliaciones que, cuando se terminen de hacer, habrán generado alrededor de 1,200 empleos directos.

Mencionó que las obras tardarían en promedio de dos a cuatro meses, para después iniciar con las contrataciones y capacitación, siendo las inversiones más fuertes de los últimos dos años.

La mayoría de esos proyectos estarán en la Angelópolis, debido a que a los empresarios foráneos han mostrado interés por el crecimiento del sector turismo y de servicios plazas comerciales y hoteles , refirió.

Aumentan ventas

Comentó que los nuevos restaurantes se afiliarán a la Canirac, que tiene más de 500 socios, quienes han visto beneficios en el aumento de sus ventas de hasta 15% por la llegada de más visitantes.

Lo anterior, dijo, va relacionado con la baja en incidencia delictiva en robo de autopartes y a transeúntes, tras solicitar al ayuntamiento poblano que reforzara la vigilancia con operativos constantes, los cuales han inhibido la presencia de bandas provenientes del Estado de México que estaban operando en algunos corredores gastronómicos.

Alarcón Rodríguez destacó que, en fines de semana, la ocupación de los restaurantes es de 90%, al igual que en fechas importantes.

Generan empleos eventuales

Indicó que en temporadas altas se generan empleos eventuales de tres meses, debido a que no se dan abasto por la cantidad de vacacionistas que llegan a degustar la gastronomía poblana.

miguel.hernandez@eleconomista.mx