Querétaro, Qro. La ocupación hotelera en la capital del estado reporta un acumulado de 22.8% en el periodo del 30 de diciembre del 2019 al 23 de agosto de este año, un ascenso de 36.7 puntos porcentuales respecto al periodo similar del año anterior (59.5%), de acuerdo con el Sistema nacional información del sector turismo (Datatur).

Por tanto, el número de cuartos ocupados tuvo una disminución significativa de 62.5%, al pasar de 4,431 en el periodo de referencia del 2019 a 1,662 en el lapso del 2020.

El promedio diario de cuartos disponibles también tuvo un descenso de 2%, entre los 7,445 del año anterior a los 7,295 en el presente año.

Pese al impacto que ha tenido la pandemia en el sector hotelero, Querétaro se mantiene como una de las entidades más atractivas para los inversionistas de este ramo, refirió el presidente de la Asociación Queretana de Hoteleros (AQH), Juan Ignacio Jaimes, quien precisó que la asociación tiene conocimiento de al menos cuatro proyectos nuevos en la capital del estado.

Tan sólo en el municipio de Querétaro se estima que este año se materialicen tres proyectos hoteleros, dos que se establecieron en la zona de Juriquilla y uno más que abrirá en octubre, sobre la avenida 5 de Febrero.

“Hay inversionistas voltean a ver a Querétaro, hay uno que posiblemente abra en octubre e inicie operaciones, es un nuevo hotel que está en las inmediaciones de la Universidad Autónoma de Querétaro, sobre 5 de Febrero, lo vienen desarrollando desde hace un año (…) Los inversionistas siguen viendo a Querétaro como una de las mejores opciones para seguir invirtiendo”, pronunció.

Se trata principalmente de proyectos que ya estaban programados desde antes del impacto de la pandemia por Covid-19, y que tras la emergencia sanitaria han mantenido sus inversiones.

En las inmediaciones de la localidad Juriquilla, en julio abrió un nuevo hotel, tras haber iniciado su construcción en marzo.

“Este hotel abrió sus puertas en julio aproximadamente, ya lo venían retrasando, pero ellos pusieron todo el interés en Querétaro y abrieron en medio de toda la pandemia para empezar a trabajar”, refirió.

A estos proyectos se suma una cuarta inversión que será parte de un complejo comercial ubicado sobre Calzada de Los Arcos, el cual inicialmente se planeó para comenzar operaciones en octubre, pero ante los efectos del Covid-19, la apertura se trasladará a mediados del 2021.

Aunque la inversión varía de acuerdo con el tipo de hotel, se estima que la inversión promedio por habitación ronda entre 850,000 pesos y 1.2 millones de pesos.

Entorno a la apertura de estos hoteles -agregó- la ocupación hotelera de la entidad avanza con recuperaciones constantes, con la expectativa de que incremente ante la entrada en vigor del semáforo de riesgo epidemiológico en color amarillo.

Entre las afectaciones que han tenido los hoteles, destaca el caso de dos establecimientos que se encuentran en suspensión de actividades.

Además, alrededor de cuatro hoteles boutique -de 12 a 15 habitaciones cada uno- no han restablecido operaciones y aún no tienen fecha de reapertura, pero la estimación es que pudieran reanudar al inicio del próximo año.

estados@eleconomista.mx