Puebla, Pue. El ayuntamiento de Puebla continúa con sus medidas de austeridad y anuncia la cancelación de parquímetros y fotomulta en el Centro Histórico, debido a la situación económica que se avecina por el alza de las gasolinas, informó el alcalde Luis Banck Serrato.

Apenas la semana pasada se había dado a conocer por la administración municipal que se analizaba convertir los 700 vehículos a gas LP para generar ahorros en combustibles, en los que no se incluiría patrullas porque deben cumplir ciertas especificaciones en materia de seguridad.

Bajo este contexto, el edil poblano mencionó que no es momento de aplicar ambos proyectos para el Centro Histórico, ya que las familias tendrán que enfrentar un primer trimestre difícil, por lo que se tomó la decisión de esperar para implementarlos en otro momento.

Banck Serrato mencionó que mientras se espera otra oportunidad, el sistema de bicicletas públicas, a cargo de la empresa CycloShare, seguirá su aplicación, la cual tendrá un costo de casi dos pesos al día para impulsar la movilidad en el centro de la ciudad y, con ello, dejar de usar el automóvil en esta zona.

Comentó que la instalación de parquímetros, previstos para operar a mediados de año, seguirá su proceso de evaluación con respecto a cotizaciones de otras empresas y al precio de la tarifa, que sería entre 3 y 9 pesos.

El alcalde dijo también que en el caso del programa Monitor Vial (fotomulta) para sancionar a los automovilistas que circulen arriba de los 30 kilómetros en el centro de la ciudad, tampoco podemos aplicarlo hasta que se estabilice la economía nacional .

Al respecto, la regidora del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Karina Romero Alcalá, se pronunció a favor de la cancelación de ambos proyectos, pese a que en la Ley de Ingresos se autorizó el cobro de parquímetros, ya que desde el principio su fracción estuvo en contra de esas obras.

miguel.hernandez@eleconomista.mx