Puebla, Pue. En el municipio de Oriental, Puebla, la fábrica de armamento conocida como industria militar, con el arranque de seis plantas de producción, representa una oportunidad para los distintos sectores industriales que buscan sumarse a la cadena de proveeduría de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), con la que algunas empresas poblanas han comenzado a trabajar. 

Lo anterior destacó el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación ( Canacintra), Gabriel Covarrubias Lomelí, al reconocer que será difícil que sólo firmas locales sean los únicos que abastezcan a esta fábrica, ya que la dependencia federal por el hecho de mudar su planta del Estado de México, donde la tuvo por 40 años, no está obligado a sólo consumir materiales hechos en Puebla. 

Sin embargo, reiteró que hay un abanico de oportunidades para todos sus sectores metalmecánico, textil, químicos, pinturas, entre otros, que quieran hacer negocio con la Sedena, donde la Canacintra sólo es vínculo y no interviene en acuerdos. 

Además, puntualizó que tampoco hizo convenio alguno para que únicamente la industria militar trabaje con las empresas poblanas o que llegaron de otros estados para desde aquí proveer materiales a otro tipo de plantas. 

En su momento, el exdirigente de ese organismo, Horacio Peredo Elguero, decía que 120 empresas afiliadas podrían formar parte de esa cadena de abastecedores de materiales, pero Covarrubias Lomelí reiteró que esa intención corresponde a cada una de las empresas interesadas para hacer presentaciones de sus servicios a los encargados de la fábrica de armamento. 

La lista de requerimientos en suministros es alrededor de 1,300 productos, de acuerdo a la información que recibió Canacintra cuando conocieron el proyecto de instalación. 

Proyecto 

En tanto, la Secretaría de Competitividad, Trabajo y Desarrollo Económico estimó que la operación de la Industria Militar representa compras anuales por 4,400 millones de pesos en suministros para su operación que inició en mayo del 2018. 

Las inversiones realizadas por la dependencia federal rondan los 15,000 millones de pesos, de los cuales 9,000 millones fueron para su infraestructura que incluyen áreas administrativas, donde se generan 4,000 empleos fijos. 

El resto de los recursos es para construir edificios habitacionales para su personal, concretados cinco y se iniciarán en el segundo semestre otros 19 complejos, cada uno con 16 departamentos, obras que serán realizadas por la propia dependencia, con lo cual no se incluye al sector de desarrolladoras poblanas de viviendas. 

La planta militar en Oriental, ubicada a poco más de una hora de la angelópolis, produce cartuchos, granadas y proyectiles, así como tanques y otro tipo de vehículos.

[email protected]