Puebla, Pue. A pesar de que en enero pasado el ayuntamiento de Puebla daba por cancelada la intención de instalar parquímetros debido a medidas de austeridad, el edil Luis Banck Serrato revivió el tema y a finales de año se determinará si son implementados en el Centro Histórico.

Precisó que antes realizarán la evaluación sobre el crecimiento de la inflación, poder adquisitivo y del Índice Nacional de los Precios al Consumidor, para así fijar la cuota por el uso de dichos dispositivos, sólo en caso de ser aprobado.

Agregó que la instalación de parquímetros tiene el fin de regular los lugares públicos donde conductores se pueden estacionar, lo que consideró algo necesario .

La Angelópolis tiene 176 negocios particulares de ese tipo, los cuales ofrecen 9,234 espacios aproximadamente, sin embargo, se tiene un déficit de 4,000 cajones, de acuerdo con datos del ayuntamiento.

En el análisis que se hizo durante el 2016 para aplicar ese sistema, se tuvieron cotizaciones de empresas y el precio de la tarifa oscilaba entre 3 y 9 pesos por hora.

La comuna poblana dijo en aquella ocasión que no era momento de aplicar dicho proyecto, ya que las familias enfrentarían un primer trimestre difícil, por lo que se tomó la decisión de esperar otro tiempo para ejecutarlo.

Los ayuntamientos vecinos de San Pedro Cholula y San Andrés Cholula, que comparten la denominación de Pueblo Mágico, han implementado el sistema de parquímetros para algunas zonas de mayor afluencia.

Por otro lado, Banck Serrato señaló que la aplicación de fotomultas no está siendo valorado por el momento para el Centro Histórico, donde se determinó que la velocidad máxima es de 30 kilómetros por hora.

miguel.hernandez@eleconomista.mx