Puebla, Pue. A un año de que el gobierno poblano elevó de 2 a 3% el Impuesto Sobre Nómina (ISN), empresas asentadas en la entidad prevén hacer 30% menos contrataciones para el presente año y apostar por la automatización con el fin de aminorar el impacto.

Los dirigentes locales de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) comentaron que dicho gravamen provocó que el año pasado no pudieran contratar más mano de obra.

Explicaron que, tras evaluar el impacto en el segundo semestre el alza del ISN y de los impuestos federales, decidieron priorizar la inversión en maquinaria con miras a iniciar la automatización en procesos productivos.

Fernando Treviño Núñez, presidente del CCE, el cual agrupa a 22 cámaras, menciona que este año las empresas decidieron que, de cada 10 contrataciones que se hacían en los primeros dos meses, esa cantidad se bajaría a siete.

Puntualiza que aún cuando el gobierno estatal en su Ley de Ingresos 2015 ofrece estímulos fiscales por inversiones y generación de empleos, no podemos tomar riesgos, ya que el aumento del ISN sí nos limitó .

Entre los incentivos para las empresas están descuentos de 25% a quienes empleen a personas que sea su segundo empleo y de hasta 100% para los de primer empleo.

Mantienen postura en contra

Por su parte, Carlos Montiel Solana, dirigente de Coparmex, expone que tuvieron que hacer reestructuras para enfrentar el gravamen mencionado.

Comenta que, cuando invierten en la modernización, ello implica capacitar al personal y contratar a más personas. Sin embargo, ahora cambió la perspectiva al tener máquinas que hacen el trabajo de 10 personas, lo que a la larga los ayuda a ahorrar gastos en salarios.

Descartan despidos

En tanto, el líder de la Canacintra, Erich Junghanns Diestel, considera que el escenario nacional y local actual no da para pensar en reclutar a más fuerza de trabajo, sino buscar opciones para hacer más eficientes los procesos productivos con menos gente.

Aclaró que no va a despedirse personal, pero sí tienen que pensar en aumentar el trabajo con una automatización que les implique abaratar costos hasta en 40% a mediano plazo.

Desde su punto de vista, las autoparteras y agroindustrias son las que más piensan en la automatización, la cual han aplicado donde se deben evitar errores en la fabricación.

[email protected]