El gobernador de Morelos, Marco Adame Castillo y los titulares de los poderes Legislativo y Judicial, Julio Espín y Miguel Falcón, firmaron ante dirigentes sociales el Acuerdo por el Desarrollo, la Justicia, la Seguridad y la Paz, informó el Sol de Cuernavaca este jueves.

Buscar la generación de empleos, becas para jóvenes, creación de la Policía Única, proyectos productivos y avanzar en el combate al hampa para declarar comunidades libres de violencia, son sólo algunos de los objetivos.

El Gobernador también externó su respeto a la marcha ciudadana que partió de la entidad a su cargo y avanza hacia la capital del país.

Por otra parte la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) arraigó ayer por 40 días a Jesús Cárdenas Pérez El Manos o El Chuy o El Matitas y César Arturo Galindo Pérez El Guasón, quienes fueron vinculados por la Policía Federal como presuntos asesinos materiales de Juan Francisco Sicilia, hijo del poeta Javier Sicilia, el cual inició ayer una marcha por la paz a la ciudad de México.

Cárdenas Pérez, quien también es conocido como El Cala o Chucho Cárdenas por los integrantes del cártel del Pacífico Sur y El Guasón, fueron ingresados al Centro Nacional de Investigaciones de la Procuraduría General de la República, ubicado en la colonia Doctores.

Los mencionados quedaron sujetos a la medida cautelar para ser investigados por su probable responsabilidad en la comisión de los delitos de delincuencia organizada, contra la salud y violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, al ser detenidos portando armas de asalto, en primera instancia.

Sin embargo, la SIEDO refirió que El Manos y El Guasón, están relacionados con el homicidio de siete personas ocurrido el pasado 28 de marzo en Temixco, Morelos, entre ellos el hijo del poeta Javier Sicilia, quien desde la captura de los mencionados, así como de Rodrigo Moran Elizondo El Chemis, ha puesto en duda la veracidad de esos hechos.

De acuerdo con la Subprocuraduría Cárdenas Pérez y Galindo Pérez en su declaración ministerial aceptaron trabajar para Jesús Radilla Hernández El Negro, líder del cártel del Pacífico Sur en el estado de Morelos y José Luis Luquin Delgado El Jabón, los cuales participaron de igual forma en el secuestro y muerte de las siete personas aparecidas dentro de un vehículo en Temixco, entre ellas Juan Francisco Sicilia.