KODAK de México confirmó que será en noviembre de este año cuando baje la cortina definitivamente de su planta manufacturera en el municipio de Zapopan.

Con el cierre de la planta, se quedarán sin empleo eventualmente cerca de 350 trabajadores que laboran en Producción.

Según la compañía, la decisión obedece a una estrategia para administrar de mejor manera sus activos inmobiliarios, así como para contar con el mayor efectivo disponible .

La firma aclaró que el cese de operaciones manufactureras y la venta del predio que ocupa desde hace 42 años no afectará la prestación de servicios, distribución, mercadotecnia y otras áreas administrativas de la compañía.

Con el objeto de apoyar a los trabajadores afectados en este proceso, Kodak de México ofreció trabajar en colaboración con autoridades de gobierno y organismos empresariales, de acuerdo con las prácticas socialmente responsables de la empresa.

LOS PLANES

Hace unos días, Julio García Briseño, director general de Laboratorios Julio, confirmó a El Economista que esta empresa tapatía será una de las tres compañías que en México distribuirán los productos Kodak, como parte de la estrategia de adelgazamiento de la firma estadounidense.

Por su parte, el coordinador del Centro de Reflexión y Acción Laboral, Jorge Barajas, informó que la etapa que nosotros estamos viendo en Kodak es de franco cierre . En Producción -dijo- sólo queda el personal que está prácticamente cerrando operaciones .

promo@eleconomista.com.mx