Al menos 7 millones de personas visitaron, durante el año que concluye, las áreas naturales protegidas de México de los 36 centros ecoturísticos certificado.

La Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) señaló que ante la competencia mundial por los mercados turísticos, en México el ecoturismo ha cobrado singular importancia.

Destacó que se ha logrado que 36 centros ecoturísticos cumplan con la Norma Oficial 133, que especifica las reglas de sustentabilidad que deben cumplir estos espacios para recibir turistas sin dañar el medio ambiente.

Actualmente hay centros ecoturísticos en reservas de la biósfera, monumentos naturales, áreas de protección de flora y fauna, regiones prioritarias de conservación, parqueas nacionales y santuarios, refirió la dependencia de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Al observar las normas correspondientes, añadió, estos centros turísticos garantizan que la presencia de visitantes no daña el entorno y permite captar una importante derrama económica, que beneficia sobre todo a poblaciones rurales y marginadas.

La Conanp detalló que de 2006 a la fecha se han canalizado apoyos por más de 167 millones de pesos para proyectos de este tipo, en rubros como construcción de infraestructura, estudios técnicos, conservación, capacitación y apoyo para la certificación.

De acuerdo con la dependencia, el hecho de que aumente el número de turistas en espacios de este tipo demuestra que cada vez se conoce más el patrimonio natural del país y se cuenta con mayor conciencia sobre la necesidad de preservarlo.

El ecoturismo tiene como objetivo impulsar actividades productivas en beneficio de las poblaciones locales que garanticen la conservación de los ecosistemas y la diversidad biológica.

MFH