Los ingresos de los comercios minoristas del país volvieron a arañar crecimiento; sin embargo, su alza del 0.6% durante el mes de julio es una ligera aceleración respecto al mes previo.

La mejora del indicador se relaciona con la aceleración que consiguió la rama de productos textiles, bisutería, accesorios de vestir y calzado, crecieron 5.1%; al igual que artículos para el cuidado de la salud 7.2%; Artículos de papelería, para el esparcimiento y otros artículos de uso personal 8.8%; Enseres domésticos, computadoras, artículos para la decoración de interiores y artículos usados 11.7%; Artículos de ferretería, tlapalería y vidrios 4.4%; y las ventas exclusivamente a través de Internet, y catálogos impresos, televisión y similares 10.3 por ciento.

En tanto, abarrotes y alimentos tuvo una caída del 2.0%, su menor valor desde enero del 2016, cuando cayó 5.3 por ciento. Del mismo modo, las tiendas de autoservicio y departamentales presentaron una caída del 1.0%, su menor valor desde marzo 2014, cuando se contrajo 2.7 por ciento.

Vehículos de motor, refacciones, combustibles y lubricantes, aligeró su caída, con 4.2%, la rama se encuentra en terreno negativo por tercer mes consecutivo.

erp