Las exportaciones mexicanas crecieron casi al doble de lo que aumentó el comercio global en el 2012, de acuerdo con estimaciones publicadas por el Banco Mundial y el Banco de México.

El comercio internacional en el mundo registró un aumento de 3.8% durante el año pasado, a tasa anual, lo que fue su más lento crecimiento desde el 2009, según proyecciones del Banco Mundial.

El desarrollo de los flujos del comercio estuvo influido, principalmente por la debilidad de las economías de ingresos altos, particularmente, la Unión Europea, así como por una reducción en algunas de las economías en desarrollo, como China, India y Brasil.

En ese contexto, las exportaciones mexicanas tuvieron una subida interanual de 7% en el 2012, según el promedio de la última encuesta del Banco de México entre especialistas en economía del sector privado del país. Así, se habrían ubicado en 373,923 millones de dólares.

Los datos preliminares del INEGI mostraron que, de enero a noviembre, las exportaciones mexicanas escalaron 6.4% frente al mismo periodo del 2011, para ascender a 340,743 millones de dólares.

En forma desglosada, el promedio de las proyecciones levantadas por el Banco de México fijó el crecimiento de las exportaciones mexicanas no petroleras en 8.8% en el 2012, mientras que en las petroleras se obtuvo una caída de 2.19 por ciento.

Otras de sus previsiones es que México tendrá un déficit de 1,343 millones de dólares en la balanza comercial del 2012 y que el valor de las importaciones crecerá 7.3% en el mismo año.

EMERGENTES GANAN TERRENO

Los países en desarrollo ya abarcan 35% del comercio mundial y han incrementando cada vez más su dinamismo, pues cada año han elevado su participación en una media de 1.5 puntos porcentuales desde el 2008, mientras que en las dos décadas pasadas ese aumento fue de 0.8 puntos.

El Banco Mundial auguró que el comercio global crecería 5.7% en el presente año y 6.7% en el 2014.

Pero acotó que entre los riesgos destacan un aumento del proteccionismo, cuyas prácticas pueden agudizarse en la medida que prevalezca el desempleo en niveles elevados, la demanda global débil y pequeños progresos en las negociaciones multilaterales de comercio.

También proyectó que las importaciones de las naciones en desarrollo crecerán a una tasa promedio anual de 8% del 2013 al 2015, frente a la de 5.9% de los países con altos ingresos.

[email protected]