El mercado mexicano redujo 5.3% anual la venta de vehículos ligeros durante junio pasado, al comercializar 127,410 unidades; siendo ésta su mayor caída desde abril del 2014, cuando la comercialización cayó 8%, reportó la industria automotriz y sus distribuidores.

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz y la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) reportaron que se dejaron de vender 7,126 respecto a la colocación del sexto mes del 2016, cuando se vendieron 134,536 vehículos.

Aun cuando la AMDA modificó a la baja su proyección de ventas para el 2017 con 1 millón 665,000 unidades, debido a cuestiones económicas y políticas no previstas (como el tipo de cambio), tenía un pronóstico de comercializar 131,464 autos en junio.

De acuerdo con Guillermo Rosales, director de la AMDA, la menor comercialización responde a que el mercado mexicano está entrando a una etapa de estabilidad en la demanda, en el que si bien ya no se presentan crecimientos porcentuales de doble dígito que ocurrieron por más de 30 meses consecutivos , la industria sigue creciendo.

No obstante, los 127,410 vehículos colocados en junio representan la segunda cifra más alta del año, después de marzo pasado, cuando se vendieron 137,012 unidades.

De las 25 marcas automotrices que comercializan autos en México, 11 registraron descenso en las ventas durante junio. La mayor vendedora (Nissan) disminuyó 7.8% en junio al colocar 30,881 vehículos contra las 33,484 unidades de junio del 2016. También General Motors redujo 27.1%, al vender 21,262 autos contra los 29,153 del año previo.

Ford se suma a la caída de ventas, que de por sí ya acumula reducción de autos en el mercado mexicano durante el año, al disminuir 14.4% en junio, con 6,662 unidades respecto a los 7,779 autos del año previo. Las marcas de lujo y deportivas también presentaron menos ventas en junio: Infiniti cayó 12.6%; Acura, 2.7%; Lincoln perdió ventas en 52.9% y Land Rover 47 por ciento.

KIA gana terreno a Honda

En tanto, las marcas asiáticas siguen ganando terreno entre el consumidor mexicano. KIA creció 42.4% durante el sexto mes, al vender 7,430 autos contra los 5,216 del año previo. Sin embargo, en junio superó por primera ocasión a Honda, su competidora más cercana, y se posicionó como el sexto comercializador en México. Honda vendió 7,194 autos, esto es 6.3% más que en junio del año pasado, cuando colocó 6,769 unidades.

Toyota estuvo por arriba de ambas marcas, con 7,850 unidades.

[email protected]