Una caída de 60% en las ventas registraron alrededor de 900 tortillerías de la entidad en la última década, 20 de esos puntos porcentuales se registraron en el semestre anterior, aseguró Baltazar Bonilla Mercado, líder de la Federación de los Productores de la Masa y la Tortilla.

El dirigente realizó la entrega de la solicitud para que al menos 60 negocios estatales obtengan apoyos federales del programa Promasa, que dejará de recibir solicitudes este mes, luego de que en el 2009 se obtuvieron recursos por 3 millones de pesos para 30 tortillerías del estado.

Aclaró que este programa apenas cubre 6% de las tortillerías del país y resulta insuficiente para las necesidades de estos negocios, luego de que el programa federal Mi Tortilla se estancó en el 2008.

Si se hubieran dado los apoyos, como se anunció a principios del 2010, cuando se dijo que se iba a llegar a 60% de las tortillerías en el país, se tendría un buen resultado pero apenas 6% o cuando mucho 7% de los establecimientos se han visto beneficiados por el programa , expresó Bonilla Mercado.

Los cierres y reaperturas constantes de las tortillerías locales hacen que no haya un registro total de estos negocios. Se estima que existen unas 900 tortillerías, de las que 275 forman parte de la Federación de los Productores de la Masa y la Tortilla, las cuales generan 17,000 empleos.