Los mandatarios de Estados Unidos, Donald Trump; de Canadá, Justin Trudeau, y el ahora expresidente de México, Enrique Peña Nieto, firmaron en Bueno Aires, Argentina, el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), reduciendo la incertidumbre sobre la integración comercial y económica en la región.

“Presidente (ahora expresidente) Enrique Peña Nieto, primer ministro (Justin) Trudeau, trabajamos duro en este acuerdo, ha sido largo y duro, hemos tenido muchas espinas y un poco de abuso, y llegamos ahí, lo que es bueno para nuestros países, gracias por su colaboración cercana en este acuerdo”, expresó el presidente estadounidense, Donald Trump, antes de firmar el documento.

De ser ratificado, el T-MEC sustituiría al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que ha estado en vigor desde enero de 1994.

“Esto ha sido una batalla”, comentó Trump a la prensa. “Ha sido largo y duro (...) pero lo logramos”.

En un comunicado, la Cámara Americana de Comercio (AmCham México) refirió que la firma del T-MEC “es un paso fundamental para garantizar el flujo de la inversión de América del Norte, consolidando a la región como una de las más competitivas del mundo”.

A su vez, Trudeau indicó que el T-MEC elimina los riesgos que acarrea la incertidumbre y dijo a Trump que aún deben seguir trabajando para remover aranceles al acero y al aluminio.

Por su parte, el ahora expresidente Peña Nieto comentó que con el acuerdo los tres países ganan individualmente.

La administración de Trump hizo de la renegociación y modernización del TLCAN una prioridad prominente de su política comercial.

Antes y durante las negociaciones, el presidente de Estados Unidos calificó al TLCAN como el “peor acuerdo comercial” e intentó retirar a su nación del Tratado.

En el evento estuvieron presentes la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, y el ahora exsecretario de Economía mexicano Ildefonso Guajardo.

Respecto a la firma del T-MEC, el presidente del CCE, Juan Pablo Castañón, estimó que el Senado de la República podría aprobar el nuevo acuerdo trilateral durante el primer cuatrimestre del 2019 y descartó que existan problemas que impidan avanzar.

La Iniciativa Privada demandó al Senado analizar y ratificar el Tratado, valorando las amplias oportunidades que traerá para México.

El T-MEC, que consta de 34 capítulos y 12 cartas paralelas, conserva la mayoría de los capítulos del TLCAN, realizando cambios notables en las disposiciones de acceso al mercado para autos y productos agrícolas, y en reglas como la inversión, compras gubernamentales y derechos de propiedad intelectual.

Asimismo se abordan nuevos problemas, como el comercio digital, las empresas estatales y los tipos de cambio de las monedas.

Trump presiona a Congreso para ratificación

Trump anunció que sacará a Estados Unidos del TLCAN a fin de presionar a los demócratas en el Congreso para apoyar la ratificación del T-MEC. El anuncio fue hecho a bordo del avión presidencial en ruta de regreso de Buenos Aires. “Voy a terminar formalmente el NAFTA dentro de poco tiempo (...) entonces el Congreso tendrá una opción de aprobar el USMCA (T-MEC), que es un acuerdo fenomenal, mucho mejor que el NAFTA”, dijo.

Advirtió que, de otra manera, los tres países volverán a las reglas comerciales previas a 1994, cuando el TLCAN entró en vigor. (Con información de Lilia González y Notimex)

[email protected]