El Valor Agregado de Exportación de la Manufactura Global (VAEMG) representó 42.9% de la Producción Manufacturera Global (PMG) en el 2014, un incremento de 2 puntos porcentuales respecto del año anterior y su máximo nivel alcanzado desde que en el 2003 se registra, informó el Inegi.

Los resultados del VAEMG tienen su origen en las cifras de la Producción Manufacturera Global (PMG) y reflejan la actividad económica de las manufacturas que se vinculan a las cadenas globales de valor.

Estas cadenas fueron definidas por el Inegi como el conjunto de actividades que las empresas desempeñan durante los procesos de producción, comercialización y distribución entre diversos países en determinados productos y procesos de producción de bienes manufactureros internacionalizados.

En el 2012, se había alcanzado el más alto porcentaje (41.6%) de este indicador, que descendió a 40.9% al año siguiente. Según el Inegi, esta nueva forma de medir la producción muestra una perspectiva más actual de la participación de la economía en las cadenas globales de valor, y permite atender recomendaciones de carácter nacional e internacional.

El VAEMG se obtiene al deducir de la Producción Manufacturera Global los gastos corrientes en insumos importados; o bien, se puede obtener al sumar el Valor Agregado Bruto y el Consumo Intermedio de bienes y servicios de origen nacional derivado de la PMG, vinculada a la misma cadena global de valor.

En el 2014, el VAEMG registró un nivel de 1 billón 202,980 millones de pesos a precios básicos; esto es, de los bienes o servicios valorados en el establecimiento del productor y excluyendo los gastos de transporte y los impuestos netos a los productos como el IVA.

Este monto significó una contribución de 12.4% de la producción manufacturera total, otro indicador que también fue el más alto desde el 2008 y que escaló desde 11.3% alcanzado en el 2013.

En el 2014, las ramas que más contribuyeron fueron la fabricación de automóviles y camiones, que participó con 32.5%; partes para vehículos automotores, con 19.3%; componentes electrónicos, 7.7%; equipo no electrónico y material desechable de uso médico, dental y para laboratorio, y artículos oftálmicos, 2.8%; equipo de audio y de video, 2.4%, y equipo de generación y distribución de energía eléctrica, 1.6 por ciento.

Todos los datos referidos fueron elaborados con base en la información estadística disponible en el Inegi y los registros administrativos del comercio exterior.

Con estos insumos, se identificaron las prácticas empresariales de comercio exterior más comunes y algunas de las transacciones más relevantes entre las unidades productoras residentes y las no residentes.

El Inegi expuso que este tipo de estudios permite tener un mayor acercamiento a los arreglos productivos que han modificado gradualmente la realidad económica del país y del resto del mundo, en el sentido de que los productos son elaborados con mayor contenido de insumos intermedios suministrados desde el exterior.

[email protected]