Las mascarillas faciales se han convertido en el aliado esencial para el sector hospitalario que se encuentra trabajando en la primera línea de combate contra el coronavirus. pues en medio del estrés, miedo y crisis, los pacientes no conocen el rostro de quien los está atendiendo día con día.

Con el objetivo de generar un puente entre doctores, enfermeros, camilleros, laboratoristas y demás personal médico con los pacientes de Covid-19, la empresa líder en soluciones de imagen Canon otorgó equipos de impresión, tinta y papel fotográfico a diversos hospitales para imprimir una fotografía del personal de salud y generar un vínculo.

“Estamos convencidos del poder de las imágenes, al ver al personal sanitario que está apoyando a los pacientes en momentos críticos, no hay una identificación de seres humanos detrás de las mascarillas. los equipos de protección no dejan ver a las personas que arriesgan su vida, quienes también están asustados, con estrés y miedo.

por ello, se nos ocurrió poner a disposición de los hospitales Covid, impresoras, papel y tinta para permitirles imprimir una foto de su rostro y ponérsela sobre el equipo de protección para crear un nexo de pacientes con doctores. así surgió el proyecto “El rostro detrás de la mascarilla” y se trata de crear puentes entre dos seres humanos en un punto crucial”, declaró Carolina Mejía, vicepresidenta de Canon mexicana.

El contacto de la firma se realizó con hospitales públicos y privados. pese a que actualmente las prioridades son otras, pues tienen tiempo limitado y una carga emocional muy fuerte, con todo y ello, la respuesta del personal del sector salud ha sido generosa. Entre los hospitales que ya cuentan con un equipo de impresión se encuentra el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, el Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, el Hospital Juárez de México, el Hospital General y el Hospital Regional de Alta Especialidad Ixtapaluca, así como algunos privados.

“Estamos contentos porque sentimos que estamos haciendo algo desde nuestra trinchera, que es limitado, pero creemos que puede marcar un punto de diferencia en estos momentos. ojalá no tuviéramos que ofrecerles equipos en esta situación, pero estamos contentos de poder servir al personal médico de esa manera y mostrar nuestro agradecimiento, por lo que están haciendo. Hemos recibido fotografías hermosas, porque dicen los doctores, no sólo creó un nexo con el paciente, sino con mis colegas; es un proyecto satisfactorio, pues algo que podría ser tan frívolo, como una impresora, se convierte en un puente de comunicación con los seres humanos”, destacó Carolina Mejía.

Hasta ahora, Canon ha repartido 15 equipos de impresión y espera entregar hasta 50, pero si las solicitudes van en aumento, los equipos se pondrán a disposición de quienes lo requieran.

[email protected]