La Comisión Europea (CE) autorizó hoy a la filial británica de la española Telefónica a crear una empresa de comercio a través del teléfono celular junto con sus rivales Vodafone y Everything Everywhere (formada por Orange y T-Mobile).

Tras analizar la operación, el Ejecutivo de la Unión Europea concluyó que la nueva empresa, que actuará exclusivamente en Reino Unido, no plantea problemas de competencia para el mercado único, pese a reunir a tres de los cuatro operadores de telefonía móvil que actúan en el país.

La nueva empresa ofrecerá diversos servicios de comercio a través del teléfono celular, incluyendo transacciones de pago, comercialización y servicios asociados de análisis de datos.

El comercio mediante el teléfono celular es un sector emergente que puede cambiar radicalmente la forma de comprar de los consumidores en pocos años. La empresa conjunta propuesta es una más de las iniciativas para desarrollar el sector en Europa , justificó en un comunicado el comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia.

De acuerdo al alto funcionario, Bruselas pretende promover la innovación en este ámbito y garantizar que los mercados permanezcan abiertos, de manera que puedan surgir soluciones alternativas sin trabas innecesarias, en beneficio de los consumidores .

RDS