El grupo Telefónica solicitó este lunes a la Secretaría de Comercio la impugnación de la fusión de su competidora Telecom con Cablevisión, aprobada el 29 de junio en Argentina. En un documento, emitido a casi un mes de aprobada la operación por parte de la Comisión de Defensa de la Competencia, advirtió que “ya ha iniciado las correspondientes acciones legales en fueros nacionales para cuestionar una decisión injusta y discriminatoria y se encuentra analizando las herramientas internacionales a su disposición para defender sus derechos”.

En un comunicado, la operadora de origen español destacó que, como resultado de esta fusión, un único proveedor concentrará casi 60% del mercado de banda ancha fija a nivel nacional y hasta 90% en determinadas ciudades. Esto, según el documento, “reafirma un trato discriminatorio para el resto de los operadores, pone serios obstáculos a la competencia en el mercado de telecomunicaciones y favorece al operador dominante”.

La resolución oficial “pone en peligro las inversiones que requiere el sector y tendrá consecuencias muy serias para el futuro de las telecomunicaciones en Argentina”, advirtió Telefónica, y destacó que “por largo tiempo la empresa fusionada será la única que podrá ofrecer paquetes integrados, mientras sus competidores seguirán enfrentando limitaciones”.

En tanto, también criticó que “mientras en el mercado minorista la entidad fusionada ofrece anchos de banda mayores a 20 MB en su red de cable, el producto mayorista que Telecom se comprometió a poner a disposición de sus competidores se proveerá sobre su red de cobre con anchos de banda máximos de 6 MB”.

Asimismo, advirtió que “no se establecieron condiciones para evitar que Telecom tenga acceso preferente a contenidos relevantes ni se dispusieron reglas para su comercialización sin discriminar a competidores. Por último, señala que no soluciona la clara ventaja que Telecom tiene en espectro para proveer de servicios móviles (80 MHz más que sus competidores), sino que se limita a recomendar a Enacom que evite que la entidad fusionada use dicho espectro hasta que ejecute su devolución”.

“El nivel de concentración que la resolución permite, sin asegurar un ambiente de competencia efectiva, no tiene precedentes en ningún país de la OCDE”, advierte el escrito, con lo que “resulta profundamente contradictorio el objetivo que se ha planteado el país de ingresar en esta organización internacional”.

Consultados por este diario, voceros de Telefónica declinaron hacer declaraciones más allá del comunicado, mientras que en Telecom y en Defensa de la Competencia señalaron que “están estudiando los pasos a seguir” a partir de esta demanda.

Autorización de la fusión

El 29 de junio la Secretaría de Comercio, previo dictamen de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia, aprobó la operación de fusión entre Telecom y Cablevisión que daría lugar a la primera prestadora de servicios de comunicaciones convergentes. La compañía estaría en condiciones de ofrecer servicios de cuádruple play, algo que en el resto del mundo es habitual.

La fusión fue autorizada tras la apertura del mercado dispuesta por el presidente liberal Mauricio Macri, que les permite a las empresas de telefonía brindar servicios audiovisuales integrados.

Las acciones de Telefónica fueron deslistadas de la Bolsa de Buenos Aires para captar fondos para ampliar su red de fibra óptica.