Los gremios industriales y empresariales de Guadalajara, Puebla, Cancún, Tijuana, Monterrey y municipios mexiquenses aseguran estar siendo sacudidos fuertemente por el alza en las tarifas de electricidad, de entre 20 y 22% en lo que va del año, con un aumento de 6.8% durante mayo, lo cual afecta directamente su competitividad y presiona los precios de sus productos a la alza.

Así, tras ser notificados al inicio del presente mes de un incremento de 6.8% en las tarifas eléctricas con relación a abril, el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco (CCIJ) exigió al gobierno federal una política energética de largo plazo que evite la pérdida de competitividad al sector industrial.

Dar clic en la infografía para verla más grande.

El coordinador del organismo, Manuel Herrera Vega, afirmó que la industria jalisciense ya no tiene capacidad para absorber los aumentos en sus costos de operación por lo que comenzarán a repercutirlas en el precio de los productos al consumidor final.

Por otra parte, el presidente de la Cámara de la Industria Alimenticia de Jalisco, Eliseo Zuno, sostuvo que el sector alimenticio es de los más afectados con el aumento a las tarifas, toda vez que la luz llega a representar hasta 30% de los costos de producción y en la medida en que aumenta la energía son los aumentos en el producto final .

Sin precisar una cifra, el coordinador del CCIJ aseguró que empresas de los ramos textil y alimenticio, que son los que más electricidad emplean en sus procesos, han migrado a otros sectores o de plano cerraron sus plantas productivas ante la falta de rentabilidad .

HOTELEROS SE ACALORAN

En tanto, en Cancún, Máximo García Rocha, actual titular de la Secretaría de Turismo y vocero de la cadena hotelera Real Resorts, aseguró que las tarifas que se pagan en Quintana Roo son las más elevadas del país y para un hotel de gran turismo, como los cientos que hay en Cancún, les representa un gasto de hasta 15% de su presupuesto operativo mensual, ante el uso intensivo de aires acondicionados.

El empresariado quintanarroense ha peleado durante años por lograr que el estado pase de una tarifa eléctrica 1B a 1C igual a la del vecino Yucatán, al que por las altas temperaturas y el consecuente alto consumo de energía que supone el uso de aires acondicionados, se le dispensa de un pago mayor.

PEGA A TEXTILEROS

Mientras, en Puebla los industriales refieren que el alza en el costo de la electricidad empieza a ser insostenible, pues tan sólo en lo que va del año se calcula un incremento de 22%, por lo que criticaron que en este servicio sólo se privilegie al sector agropecuario y se olvide a las empresas manufactureras, pese a que son las que aportan la mayor riqueza al país por el valor agregado de sus productos.

El presidente local de la Confederación Patronal de la República Mexicana, Francisco Rodríguez Álvarez, dijo que en promedio 10% del total de los gastos de un empresario del sector industrial se destina al pago de la energía eléctrica.

Una empresa textil mediana paga en promedio unos 400,000 pesos al mes por el servicio de la energía eléctrica , comentó.

Horacio Peredo Elguero, vicepresidente de la Canacintra, mencionó que otro problema de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) es la baja calidad de la energía que otorga, ya que existen problemas de alta o baja tensión que afectan a la maquinaria y provocan pérdidas millonarias, por lo que han optado por invertir en reguladores y hasta en subestaciones -con la autorización de la CFE, con el fin de evitar ese tipo de afectación.

HORARIO PUNTA

En Baja California, el gasto que tienen las empresas por concepto de energía eléctrica llega a ser hasta 20% mayor que en otras entidades, además que el hecho de sujetarse a horarios punta implica tener menos competitividad, consideró Mario García Gratianne, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación de Mexicali, municipio que registra el mayor problema en cuanto al costo de la energía.

Las tarifas han venido aumentando, hemos visto algunos casos de empresas que el año pasado les aumentó 30% el costo , dijo.

Para los industriales, el sujetarse a horarios punta por periodos de seis meses no tiene una justificación, aunque ello no recae directamente en la CFE, sino en la Secretaría de Hacienda.