Si la contrarreforma eléctrica suspende los contratos de autogeneración eléctrica, diversos servicios de la Ciudad de México, entre ellos el sistema de agua y el Metro, también se verán afectados con el incremento de costos, mismo que se trasladarán a los usuarios capitalinos, afirmó la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

Es un hecho que al suspender el autoabasto de electricidad, el gobierno federal provocará que las inversiones dejen de llegar a México y por ende, se traduzca en pérdida de empleos y crecimiento económico, sostuvo José Medina Mora, presidente de la Coparmex.

En conferencia de prensa virtual, el Vicepresidente de la Coparmex, Carlos Aurelio Hernández, dijo que la autogeneración de energía, permitida desde el 2013, ha promovido la competencia apuntando a ofrecer menores costos de electricidad entre las empresas, y éstas se coloquen como empresas calificadas para ofrecer el insumo y entre sus clientes se encuentra el metro, que busca el menores precios.

Mencionó: “Gracias a la reforma (energética) del 2013, se abrió el mercado de suministro calificado, ha permitido que las empresas puedan hoy tener varias opciones de contratación de suministro, alrededor de 26 y esto lo vemos con la Ciudad de México, con el Sistema de Aguas de la Ciudad de México, el Metro también de la Ciudad de México, que son usuarios calificados y que cada 3 meses están buscando a quién comprarle electricidad, en una estrategia de estar bajando sus costos”.

No obstante, lamentó que en los últimos tres años (2018, con el ingreso del gobierno morenista) se haya frenado de “tajo” la apertura de nuevos suministradores básicos, que no han podido iniciar operaciones, debido a las trabas regulatorias de  la CRE y el Cenace,  lo cual ha impedido que mejoren los servicios y las tarifas de energía eléctrica.

Al anunciar el foro que llevará a cabo la Coparmex para el análisis de la contrarreforma eléctrica, durante el miércoles, jueves y viernes, José Medina reiteró que las inversiones realizadas por la iniciativa privada cumplen con la ley vigente, si hay que hacer correcciones a las reglas que se hagan, pero que se respeten los contratos vigentes porque estos están de acuerdo con lo que hoy la ley permite.