La Covid-19 paralizó la economía de manera inédita en 2020, en México y el mundo la población se mantuvo en casa por varios meses, situación que aceleró el crecimiento de todos los sectores relacionados con la paquetería y la mensajería, especialmente el del comercio electrónico. 

Durante el 2020 la economía mexicana cayó 8.2% respecto del 2019, pero el sector de servicios de mensajería y paquetería fue uno de los pocos que esquivaron la crisis con un crecimiento de 21.4%, de acuerdo con cifras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

En términos absolutos, la producción total económica de este sector alcanzó 28,400 millones de pesos constantes durante el 2020.

El buen dinamismo de este sector también se explica por su alta participación con todos los sectores de la economía; los servicios de paquetería y mensajería tienen conexión con el 90% del total de sectores productivos. 

A diferencia de otros sectores de la economía, la tendencia creciente desde 2015 no ha mostrado interrupción pese a la pandemia, y de hecho, ésta última catalizó su crecimiento, dando empleo a cerca de 64,000 personas en el país. 

Los servicios de paquetería y mensajería, además, son uno de los que más contribuyen a la integración de la economía nacional: 76.5% de los insumos que utilizan son producidos en México. Adicionalmente, 50 centavos de cada peso que produce este sector son producto del valor agregado. 

Se espera que las cifras del valor del comercio electrónico, una de las actividades que impulsan de manera importante los servicios de paquetería y mensajería, muestren un crecimiento inédito y que esta tendencia continúe en 2021.