Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) fue notificado el viernes por un Tribunal Federal de última instancia que ha quedado en firme la orden a la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV)para no emitir resolución alguna respecto de la Oferta Pública de Adquisición (OPA) anunciada por Grupo México hasta que se resuelva el juicio de garantías que defiende que ningún accionista puede tener una participación accionaria mayor a 10% de la controladora de aeropuertos.

La sentencia confirma la posición de la controladora de 12 aeropuertos en México con respecto a la vigencia de sus estatutos de la sociedad y de la consistencia de las medidas cautelares solicitadas y concedidas , informó a la Bolsa Mexicana de Valores.

El 13 de junio del 2011, la firma minera hizo pública su intención de adquirir una proporción superior a 30% (y hasta 100%) de las acciones del capital social representativo de GAP, para lo cual debía realizar una OPA. Ahora tiene poco más de 28% de los títulos.

Esta decisión inició un complejo proceso legal en donde ambas partes han presentado sus argumentaciones ante las instancias encargadas de aprobar la eventual adquisición. La Comisión Federal de Competencia ya autorizó la concentración el 18 de agosto pasado y sólo faltaba conocer la posición de la CNBV.

INTERMEDIARIOS BURSÁTILES

En otra comunicación, GAP ofreció información complementaria al proceso legal iniciado el 15 de febrero del 2012 en contra de los intermediarios bursátiles en México, en la que solicitó que se les prohíba la compra-venta de títulos de GAP en favor de Grupo México, siempre que exceda los límites establecidos en los estatutos de GAP.

GAP expresó que la filial mexicana del banco Credit Suisse, Grupo Bursátil Mexicano y Banco Nacional de México fueron quienes intermediaron sus títulos más allá de lo que permiten sus estatutos.

empresas@eleconomista.com.mx