La farmacéutica francesa, Sanofi, anuncio una inversión de 129 millones de euros para la construcción de una nueva planta de vacunas en Cuautitlán Izcalli, Estado de México.

“El proyecto tendrá una inversión de alrededor de 129 millones de euros de Sanofi Pasteur para la construcción de una planta de producción de vacunas de última generación en Cuautitlán Izcalli, Estado de México. Con esto se estarán generando más de 170 empleos directos y otros 600 empleos indirectos, además de aumentar el potencial del país como productor y exportador de vacunas al resto de América Latina”, dijo Fernando Sampaio, director general de Sanofi Pasteur México, en el marco de la Feria Hannover Messe 2018.

Actualmente, Sanofi Pasteur suministra aproximadamente 30 millones de dosis de vacuna contra Influenza estacional al sistema de salud pública en México cada año y tiene la capacidad de suministrar hasta 90 millones de dosis en caso de pandemia. Además, Sanofi Pasteur también provee otras ocho vacunas, para prevenir 14 enfermedades, cada año. 

Sampaio dijo que la inversión anunciada ha sido posible gracias a una larga y sólida historia de colaboración entre Sanofi Pasteur México y los diferentes niveles de gobierno. México fue el primer país en avalar y darle luz verde comercial a la primera vacuna contra el dengue, un trabajo de más de 20 años de investigación de Sanofi.

De acuerdo con el reporte financiero anual 2017 de la farmacéutica, de los 35,000 millones de euros que vendieron, el 14.58% provino del portafolio de vacunas, el cual “será impulsado por productos líderes en la gripe y por combinaciones pediátricas. La demanda típicamente excede la oferta, entonces es una prioridad clave para nosotros producir más. Estamos invirtiendo para asegurar y expandir la capacidad pediátrica y contra la gripe”.

Sanofi cuenta con un portafolio de vacunas que atiende cinco áreas de la salud: pediatría; influenza; refuerzo para adultos y adolescentes –difteria, tétanos y tos ferina); meningitis; y de viaje y endémica.

La planta que estará ubicada en Cuautitlán Izcalli será la tercera en México de Sanofi, y la 80 en el mundo.

Desde mediados de 2016 la farmacéutica francesa volcó su interés por crecer el negocio de salud, al realizar un cambio de negocios con la alemana Boehringer Inhelheim (BI), donde BI cedió a Sanofi el negocio de autocuidado de la salud humana y Sanofi pasó a BI su negocio de salud animal –Merial-, en dicho intercambio Sanofi recibió un pago de 4,700 millones de euros para reflejar la diferencia en el valor de los dos negocios.  (Con información de María Alejandra Rodríguez)