Dos circunstancias motivaron al Sistema Público del Radiodifusión del Estado Mexicano (SPR) a presentar su renuncia a siete concesiones de televisión abierta y dos radio FM ante el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el 2 diciembre de 2019.

La renuncia obedece a la carencia de 150 millones de pesos para construir desde cero o prácticamente desde la nada toda la infraestructura necesaria para operar las señales, mientras que el otro motivo deriva de un nuevo plan de ese medio público para expandirse a nivel nacional a través del uso compartido de infraestructura con el Canal Once o vía sistemas estatales de televisión y no a partir de la colocación de nuevos fierros, platicó Jenaro Villamil, director general del SPR.

Una primera observación está en que no había recursos para construir y la siguiente está en que son concesiones que se pidieron en 2016 bajo una lógica distinta para crecer la cobertura del SPR (…) No queremos matar el proyecto de ningún gobierno o funcionario; estamos adecuando a una realidad distinta, pues hicimos un análisis frío para llegar a esta decisión”, dijo Jenaro Villamil.

Las concesiones, objeto de la renuncia, habían sido entregadas por el IFT al SPR en 2016 y en diciembre de 2019 se cumplía el plazo para tener al aire esos canales con cobertura en Culiacán, Sinaloa; Gómez Palacio, Durango; Guaymas, Sonora; Matías Romero, Oaxaca; Pachuca, Hidalgo; Puerto Vallarta; Jalisco y Tehuacán, Puebla, señales que además tenían un alcance radiado de 50 kilómetros desde la estación origen.

En radio las renuncias alcanzan a los mercados de Matías Romero, Tehuacán y Coatzacoalcos, lo que hace un total de ocho estados impactados por esta decisión.

El SPR pudo haber empezado los trabajos para poner los canales al aire e informado después al regulador sobre su próximo inicio, pero eso último hubiese tardado en ocurrir, debido a que este sistema de televisión pública no cuenta con los recursos necesarios para mantenerlos conforme al plan por el cual que se solicitaron en el año 2016.

“La lógica principal había venido siendo que el SPR debía poner en solitario su infraestructura para crear una red nacional; tenía 25 estaciones, más diez que le dieron… terminó en que siete se tuvieron que regresar, y eran además poblaciones que se entregaron bajo cierta lógica, pues no son zonas demasiado importantes por población y se necesitaban 150 millones de pesos mínimo para encenderlas, recurso que no tenemos y entonces la estrategia es ir allí con Canal Once, donde tenga infraestructura y al revés, pues es lo que sucedió en Guadalajara y Monterrey: Canal Once va transmitir en compartición con el SPR y donde no, se buscaría a sistemas estatales”, expuso Villamil.

Con esto, el SPR no menosprecia a las poblaciones donde presentó la renuncia de concesiones de TV y radio FM, dado que intentará dar cobertura con base en otra estrategia, a través de la “conciliación de infraestructura que viene manejando el gobierno federal”.

Más que sembrar antenas y postes en distintas ciudades, al Sistema Público del Radiodifusión del Estado Mexicano le interesa incrementar el alcance de su cobertura, aunque eso implique hacerlo a través de infraestructura ya instalada por otros medios públicos, incluso por privados. 

El SPR tiene al cierre de 2019 una cobertura estimada entre 59% y 61% del territorio, platicó el director Jenaro Villamil, y estimó que al final del año 2021 conseguirá llegar al 71% y con ello estar cerca de la cobertura del canal 5 de Televisa, de 72%, y de Azteca 1 de Televisión Azteca, de 76.5%, los dos canales de la TV comercial con una cobertura más aproximada a la del SPR. El canal Las Estrellas, el de la cobertura más extendida en México, tiene un alcance del 78.04% del territorio nacional.

Esto último, dijo Villamil, no tiene que ver por un tema de retransmisión por vía del must-carry y must-offer, porque esa política regulatoria va más apegada a asuntos de competencia en el mercado comercial, mientras el interés del SPR es llevar la TV pública a más lugares:

“El objetivo es pasar de ese 59% al 70%-72% a finales del 2021; ir con una red nacional y eso tiene que ver con la posibilidad de agregarnos en los multiprogramados del Canal Once (…) Esta decisión se tomó por esos motivos; los que están al aire no se tocan y así nos resulta menos caro. El objetivo es que los canales Once y 14 se vuelvan cadenas nacionales con ayuda mutua en infraestructura e ir reforzándonos en contenidos. Ese es el objetivo, es nuestra lógica”, dijo.

La lógica de Jenaro Villamil lo está llevando a analizar la posibilidad de entregar decodificadores o antenas en zonas donde resulta complicado la recepción de los canales del SPR y el recurso que pudo ahorrarse en las construcciones de esos canales de televisión desde cero puede pensarse para otros programas.

El SPR también considera la posibilidad de ir con otro tipo de oferta al público a través de la fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad y es posible que sea vía CFE Telecomunicaciones e Internet para Todos: “estamos trabajando para conocer qué proyectos se pueden hacer a través de la fibra óptica de CFE, desde sus centros de transmisión de datos. Vemos oportunidades digitales con Internet”.

kg