El Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) trabaja en dos frentes. Por una parte mantiene sus planes de crecimiento en la generación de energía, de la mano de Mota-Engil, y pretende pasar de la generación de 100 megawatts a 1,700; por otro lado establece una nueva mesa de negación para que le sean devueltos los centros de trabajo que se acordaron con el gobierno federal y reinsertar a 15,000 trabajadores que se han mantenido en resistencia desde hace ocho años.

En entrevista, Humberto Montes de Oca, secretario del Exterior del SME, explicó que el sindicato entró en una dinámica distinta, ahora estamos en una dinámica de competencia de mercado con un proyecto económico que se llama LF del Centro, pero tenemos una larga historia en donde hemos cedido que la empresa tome decisiones y así mantener un contrato colectivo de trabajo que le da legitimidad al sindicato, además de un registro ante la autoridad .

Explicó que ahora sólo tenemos el proyecto económico con Fénix, que es la empresa de generación eléctrica que integramos como socios de Mota-Engil de capital portugués. Tenemos un plan de expansión, ahorita estamos generando alrededor de 100 megawatts con las plantas hidroeléctricas concesionadas, que fueron resultado de la lucha de siete años del SME, la idea es expandirnos, pues dentro del acuerdo está la firma de un contrato por 1,700 megawatts con el gobierno federal .

Generadora Fénix se encuentra registrada como participante vigente del mercado mayorista, donde según la demanda puede vender diariamente energía a través del Centro Nacional de Control de Energía. Según el registro de la Comisión Reguladora de Energía, cuenta con 30 permisos vigentes de generación, para cada una de sus turbinas en las plantas de Patla, Necaxa, Tepexic, Lerma, Temascaltepec, Tezcapa, Elba, Cañada, Juandho, Trinidad y Alfa, de generación térmica e hidroeléctrica en el centro del país. En la segunda subasta de largo plazo, obtuvo una capacidad de 68 megawatts mediante seis plantas hidroeléctricas para vender energía y certificados de energía limpia a la Comisión Federal de Electricidad por 15 y 20 años.

Acuerdos laborales

El integrante del SME detalló que apenas han logrado reinsertar a 6.6% de los trabajadores electricistas que formaban parte de Luz y Fuerza del Centro, pues hay una resistencia, de parte de la Comisión Federal de Electricidad y del Sindicato Único de Trabajadores Electricistas de la República Mexicana (SUTERM) .

Hay un promedio de 1,000 trabajadores ya en un empleo como parte de la cooperativa, pero es un número bajo, por eso queremos ya tener el control de los centros de trabajo para detonar una expansión de los proyectos que diseñamos con el Instituto Politécnico Nacional, que fue la institución que nos asesoró en la implementación del proyecto cooperativista LF del Centro . Sostuvo que hay proyectos que se anunciaron recientemente en donde participará el SME: la construcción de ciclo combinado en lo que fue la termoeléctrica Jorge Luque en Lechería Estado de México, y la modernización, en el corto plazo, de la planta hidroeléctrica de Necaxa. (Con información de Karol García)

pmartinez@eleconomista.com.mx