Una huelga de azafatas y azafatos de Ryanair obligó a cancelar este miércoles cientos de vuelos en Europa, justo cuando la aerolínea de bajo coste ha empezado a cumplir la amenaza de reducir su flota en Irlanda después de un paro de pilotos.

La aerolínea irlandesa de bajo costo dijo que la huelga de dos días, convocada por cinco sindicatos en España, Portugal, Bélgica e Italia, le ha obligado a cancelar un total de 600 vuelos en Europa este miércoles y jueves.

En total se han visto afectados 100,000 pasajeros, que o bien fueron recolocados en otros vuelos o bien pidieron un reembolso íntegro. Para este miércoles, la empresa dijo que pese a todo operará más de 2,100 vuelos, "para llevar a 400,000 clientes a sus destinos de vacaciones".

En España, el país más afectado, la huelga estaba desarrollándose "sin incidentes", dijo una portavoz del sindicato USO.

En el aeropuerto de Madrid-Barajas, empleados de la compañía repartieron pasquines a los pasajeros para explicarles cómo podían contactar con el servicio de atención al cliente, para pedir un reembolso si su vuelo había sido cancelado.

La aerolínea, fundada hace 33 años en Dublín, ha crecido muy rápido y presume de costes por pasajero más bajos que los de sus competidores.

Pero los empleados llevan años quejándose de las condiciones laborales, y en este 2018 ya ha habido tras huelgas por ese motivo.

Los sindicatos quieren que la aerolínea conceda a sus trabajadores externos las mismas condiciones que a sus propios empleados.

También piden que el personal de Ryanair trabaje conforme a la legislación laboral del país donde trabaja, y no la de Irlanda, como es el caso actualmente.

Ryanair responde que como sus aviones vuelan bajo bandera irlandesa y la mayoría de sus empleados trabajan a bordo de aviones, están suficientemente cubiertos por la legislación de Irlanda.

Este paro del personal de cabina llega después de que el martes Ryanair sufriera el tercer día de una huelga de pilotos en Irlanda, que resultó en la cancelación de 16 vuelos, con 2,500 pasajeros afectados.

La aerolínea cumplió este mismo miércoles con sus amenazas, y anunció en respuesta que va a reducir en un 20% su flota de aviones en Dublín en los próximos meses, debido a esta huelga de pilotos.

Ryanair dejará en Dublín solamente 24 aviones, frente a 30 actualmente, lo que podría provocar la pérdida de empleo para 100 pilotos y 200 tripulantes de cabina, indicó un comunicado de la empresa.

erp