El robo total de luz en México asciende a 30,000 millones de pesos anuales, lo que significa una situación crítica, señalaron representantes de los comerciantes de material eléctrico.

Los presidentes de la Asociación Nacional de Comerciantes de Material y Equipo Eléctrico (Acomee), José Luis Guasco, y de la Expo Eléctrica Internacional 2012, Jaime Salazar Figueroa, consideraron que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) debe reforzar las medidas contra el robo de electricidad en todo México.

En conferencia de prensa, Salazar Figueroa refirió que en México existen unas 94,700 conexiones irregulares de luz en viviendas y negocios, de los cuales 32% se concentra en el centro del país, según datos de la propia paraestatal.

Dicho porcentaje, que representa una tercera parte en robo del total de la energía que suministra la CFE, obligó a la propia empresa a realizar inspecciones de las conexiones irregulares, como los denominados diablitos .

En su opinión, el robo de energía es un tema sensible desde el punto de vista político, toda vez que hasta el momento ningún gobierno, de ningún partido, lo quiere enfrentar.

Ello, explicó, debido a los sindicatos y a los intereses particulares de quienes permiten a diferentes gremios, como son los ambulantes, llevar a cabo el robo de energía.

En este contexto, el directivo anunció la realización de la 15 Expo Eléctrica Internacional 2012, que se realizará de 6 al 8 de junio próximo, en donde se darán a conocer propuestas para que en más de 28 millones de hogares de México se utilice con eficiencia la energía y se obtengan ahorros de hasta 70 por ciento en el consumo.

APR