La incertidumbre económica parece también alejarse de Corporación Mexicana de Restaurantes (CMR), y para el segundo semestre del año descongelará sus inversiones, concentrando ese capital en nuevas aperturas y un programa de lealtad.

Especialmente a inicio de año el consumidor migró de restaurantes a los autoservicios. Los últimos meses han sido mejor que los primeros dos del año, y esperamos que el segundo semestre veamos mayor movimiento económico y retomemos los temas de inversión en el país , dijo a El Economista Lisette Montefusco, vicepresidente de planeación estratégica de CMR.

La Corporación consiguió en el 2016 ingresos por 2,676.1 millones de pesos, un crecimiento anual de 5.3%, para este 2017 proyecta que podrían tener desaceleración, golpeados por el comportamiento del consumidor, el alza al salario mínimo, los incrementos en las tarifas eléctricas y el impacto de tipo de cambio.

CMR integra a las marcas Wings, Fonda Mexicana, Olive Garden, La Destilería, Red Lobster, The Capital Grille, LongHorn Steakhouse (2016), Chilis (aquellas que no están en zona metropolitana), Los Almendros, El Lago y Bistro Chapultepec.

No nos interesa seguir creciendo con conceptos únicos, nos interesa tener volumen de tiendas y para eso necesitamos conceptos que nos permitan hacer eso , compartió en entrevista Montefuso, para ellos la inversión de este año tiene la meta de rebasar 300 millones de pesos.

Sin dar detalles al respecto, adelantó que en agosto presentarán un programa de lealtad que funcionará para todas las marcas de la cadena, el cual buscará brindar personalización a los consumidores.

CMR cerró el 2016 con 11 aperturas, parando en total 134 unidades. La meta 2020 es tener en sus flujos 200 unidades, sus marcas potencia en los siguientes seis años con Chilis y Olive Garden, con las que ya se tienen contratos por 35 y 36 unidades más, respectivamente, además de la marca propia Fly by Wings, una extensión de Wings, para todas aquellas localidades de aeropuerto que no cubren el tamaño para un restaurante.

maria.rodriguez@eleconomista.mx