Petróleos mexicanos inició el día de ayer un procedimiento administrativo contra Mario Alberto Ávila Lizárraga, ex funcionario de Pemex Exploración y Producción (PEP), por haber firmado a nombre de ésta un adendum a un contrato con Oceanografía cuando ya no se encontraba en funciones dentro de la empresa.

Mario Alberto Ávila Lizárraga suscribió un instrumento legal denominado adenda, al contrato 428237855, celebrado el 23 de octubre de 2007, con la empresa Oceanografía, S. A. de C. V., en representación de Pemex Exploración y Producción, como subdirector de mantenimiento y logística de dicha subsidiaria , indicó ayer Emilio Lozoya, director de Pemex durante una comparecencia en la Cámara de Diputados para responder preguntas de los legisladores sobre el caso del fraude cometido por la empresa Oceanografía utilizando documentos falsos de su relación con la empresa petrolera.

A pregunta expresa del perredista Luis Espinosa Cházaro sobre si el citado funcionario había firmado el documento con fecha 5 de diciembre del 2012 cuando se había separado de su cargo el 30 de noviembre del mismo año, Emilio Lozoya asintió e informó que ya se había iniciado el procedimiento administrativo correspondiente contra el ex funcionario.

Se trata del primer funcionario de la petrolera del que se revela su participación en el otorgamiento indebido de documentos a Oceanografía, quien presuntamento los utilizó para defraudar a Banamex por 400 millones de dólares al solicitar un préstamo respaldado en facturas sin respaldo.

Dentro de la misma sesión, pero minutos antes, el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, había reconocido el retraso en la fijación de responsabilidades’’ en el caso Oceanografía, empresa acusada de fraude y lavado de dinero.

Ello obedece, arguyó el funcionario frente a diputados federales en reunión de trabajo, a que tratándose de cuestiones tan complejas como la contabilidad y el análisis de recursos financieros, la búsqueda en otros países y la petición de información sobre el caso, la autoridad está obligada a ir despacio" pero con precisión y mucha contundencia’’, a fin de garantizar la detención de los responsables para que no haya impunidad".

Acompañado de Emilio Lozoya Austin, director general de Petróleos mexicanos (Pemex), Murillo Karam aseguró que hoy existe garantía de que la autoridad revisa que las cosas se hagan con honestidad y claridad, y que los recursos del banco involucrado en el caso Oceanografía, así como de cualquier empresa del país y particular, sean respetados.

Contrario a lo que se dice, afirmó en respuesta al panista Juan Bueno Torio, quien comentó que le inquieta que la investigación haya surgido en Nueva York y no por parte de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), fue la Contraloría de Pemex la que inició las indagatorias y propició que el banco -Banamex- se diera cuenta de que estaba siendo defraudado.

[email protected]