El secretario de Economía, Bruno Ferrari, rechazó que haya una negociación entre México y Brasil que obligue a ese país a pagar impuestos a la importación de vehículos producidos en territorio mexicano, a partir de 2013.

El ministro de Comercio e Industria de Brasil, Fernando Pimentel, declaró este viernes que los presidentes de Brasil, Dilma Rousseff, y México, Felipe Calderón, acordaron en una conversación telefónica que sus países renegociarán los términos del acuerdo automotor binacional, ante un gran déficit comercial para los brasileños.

Yo no tengo ninguna confirmación formal, no tengo ningún papel por escrito; nada que nos diga que esto pueda ocurrir", aseguró el funcionario, quien incluso advirtió que con esa disposición "el daño sería más severo para ellos (Brasil)", expresó.

El comercio en el sector automotriz entre México y cada uno de los integrantes del Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay) está regido por el Acuerdo de Complementación Económica México-Mercosur 55 (ACE 55), firmado en 2002. Con ese convenio, los automóviles comercializados entre México y Brasil no pagan aranceles desde 2007.

La liberalización del comercio de autopartes se estableció mediante los diferentes protocolos a los apéndices negociados entre México y cada uno de los países del Mercosur en el ACE 55.

En dichos protocolos se establecen las fracciones arancelarias específicas incluidas para cada una de las partes y un ciento por ciento de preferencia arancelaria para los mismos.

Al respecto, el titular de la Secretaría de Economía (SE) afirmó que no existe un plazo en el marco del ACE. "No hay una fecha específica para que esto termine en 2012, lo que hay como siempre, son rumores".

En el caso específico de Brasil, comentó que hay una relación comercial creciente, la cual es analizada de manera permanente junto con las expectativas a futuro.

En conferencia de prensa, refirió que el comercio de automóviles con Brasil representa 40% del intercambio total.

"Es una relación comercial importante que tenemos con ese país y pretender hacer esto sería muy poco conveniente para la relación creciente de dos países", sostuvo.

Bruno Ferrari puntualizó que la SE dará seguimiento al caso, pues -dijo- al parecer sólo hay un análisis con relación al ACE 55 al interior del Ministerio de Desarrollo de Industria y Comercio Exterior de Brasil, 'pero no una ruptura', finalizó.

apr