Antes de que termine este año, habrá dos anuncios importantes que sentarán las bases para elevar el PIB a 2% durante el 2020 y generar confianza a los inversionistas: la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) por los congresos de Estados Unidos y Canadá, y el “gran plan de infraestructura” por el sector público-privado, afirmó Carlos Salazar Lomelín, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Tras haberse reunido en privado ya en varias ocasiones con el jefe del Ejecutivo para definir el plan de inversiones en infraestructura, el dirigente empresarial sostuvo que existe plena coincidencia con Andrés Manuel López Obrador (AMLO) de que urgen capitales privados para detonar el crecimiento económico y combatir la pobreza.

“Estamos (el sector privado) convencidos de que la única manera de solucionar los problemas en México es estimulando la inversión (...) El presidente (AMLO) tiene los datos y sabe perfectamente lo que le pasa al país; está consciente de que se requieren fondos públicos y ha sido claro de que se requiere inversión privada”, comentó en entrevista al participar en el Mexico Summit organizado por The Economist.

El lunes pasado, el dirigente del CCE acudió a Palacio Nacional acompañado del presidente del Consejo Mexicano de Negocios, Antonio del Valle, y el presidente de Grupo Carso, Carlos Slim, para definir el plan de inversiones, pues tanto el presidente Obrador como el sector privado “estamos convencidos de que se requiere invertir más dinero en carreteras, puertos, trenes, en líneas de agua y saneamiento, así como en las interconexiones entre zonas rurales y urbanas”, abundó.

Al ser cuestionado sobre los detalles del programa, el presidente del CCE pidió paciencia en el anuncio de inversiones de infraestructura que dará a conocer el Ejecutivo en las próximas semanas, por lo pronto, dijo: “esperamos la ratificación del T-MEC que dará certidumbre a los inversionistas que están relacionados con el sector externo y la posibilidad de conjuntar fondos públicos con privados para hacer un gran plan de infraestructura para México”.

Durante el foro y en presencia de inversionistas, Salazar Lomelín destacó el trabajo coordinado de la IP y el gobierno de la Cuarta Transformación, de modo que se trabaja en cada proyecto y proceso para la ejecución de las Asociaciones Público-Privadas, “es un proceso complejo y largo que estimamos que va terminar a fin de año. Creemos que habrá dos noticias en México antes de que termine el 2019 y fruto del trabajo de ambas partes”.

Desde la perspectiva del dirigente del sector privado mexicano, a nivel internacional “México es un país en donde las cosas se ven mejor respecto a hace un año. Hay un discurso distinto, se está obteniendo cada vez mayor confianza y en el sector privado sentimos que ese ha sido nuestro trabajo”.

[email protected]