El uso de las nuevas tecnologías en los procesos de la agricultura puede elevar la productividad y calidad del producto desde 30% en el primer monitoreo de cosecha.

John Corbett, presidente y CEO de aWhere, compañía estadounidense que se dedica a la agricultura inteligente, explicó que con saber cómo estará el clima al momento del reparto de sus productos primarios, puede ayudar al agricultor a optimizar lo que hará, con la utilización de big data las mejoras pueden variar, pero con el simple hecho de tener mejor información puede incrementar tu productividad un poco más de 30% y en algunos casos hasta 100% en una temporada de cosecha .

La agricultura inteligente se apoya en tecnologías como drones y big data para eficientar el trabajo y los resultados. Al capturar la información lo convierte en datos entendibles para los trabajadores del campo, advirtiéndoles sobre la situación del clima, calidad del suelo, ofertas y demandas.

Arturo Puente, consultor economista agrícola, expresó a El Economista que en México falta saber cómo usar esa información para tomar decisiones de política, nos falta ese paso, vinculación de big data , economía y aterrizaje .

Olga Vázquez Ruano, redactora jefe del Programa Nacional Agrologística para la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, alertó a su vez que las mermas de productividad agropecuaria son de 40% en promedio, derivado de la falta de buenas prácticas de postmanejo de cosecha y por falta de infraestructura para el frío.

[email protected]