La producción y exportación de vehículos pesados en México cayeron 12.6% y 12.3% durante noviembre pasado al compararlo con igual mes, mientras que se reportó decrecimiento respecto a la recuperación que mostraba en meses previos del periodo de reactivación de las actividades productivas por la pandemia del Covid-19, reportó la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT).

De acuerdo con el informe automotriz de vehículos pesados emitido por el Inegi, México produjo 12,471 unidades durante noviembre, que comparadas con las 14,276 fabricadas durante el mismo mes de 2019, representan una caída de 12.6 por ciento.

Así el ensamble de vehículos pesados de enero a noviembre alcanzó un total de 124,210 unidades que, comparadas con las 192,001 producidas durante los primeros once meses del año pasado, significan una caída de 35.3 por ciento.

En el caso de las exportaciones realizadas durante el mes de noviembre, también presentaron disminución de 12.3% al registrar un total de 10,409 vehículos pesados, esto es 1,459 unidades menos que las exportadas durante igual mes del 2019.

Las exportaciones acumuladas sumaron un total de 105,001 unidades, que comparadas con 160,048 exportadas durante los primeros once meses del año pasado representan una caída de 34.4 por ciento.

Miguel Elizalde, presidente de la ANPACT sostuvo que la cadena de valor del transporte desde su producción hasta su venta, ha estado en “la línea de fuego” durante toda la pandemia y lo seguirá estando para la distribución de la vacuna que se aproxima, por lo que “la industria productora y los transportistas requerimos de certeza jurídica, diálogo y comunicación con la Secretaría de Economía y su próxima titular Tatiana Clouthier, para detonar el potencial del mercado nacional y seguir en el camino por México”.

Destacó que la comercialización de vehículos al mayoreo repuntó 6.7% durante el onceavo mes del año, en donde los distribuidores de camiones colocaron 2,391 unidades en el mercado mexicano, no obstante, el representante de la ANPACT dijo “no nos dejemos engañar”, esta cifra es un efecto estacional.

Y es que sostuvo que ante los efectos de la pandemia por el Covid-19, empresas nacionales en general y del sector transporte de pasajeros detuvieron y cancelaron pedidos de unidades nuevas.

En conferencia de prensa en conjunto con la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), Elizalde dijo que por eso las ventas de autobuses, de enero a noviembre, al menudeo han caído entre 53 y 73%, respectivamente.