El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, que encabeza Napoleón Gómez Urrutia, perdió el recuento de votos en la sección 201 de la mina San Martín, en Sombrerete, Zacatecas.

Con 262 votos a favor para el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Exploración, Explotación y Beneficio de Minas en la República Mexicana, contra 150 para la agrupación que representa Gómez Urrutia, se llevó a cabo un recuento, votación en la que los trabajadores decidieron cambiar de representación sindical y dejar a Napo con un paro que lleva más de una década.

La mina perteneciente a la sección 201, ubicada en Zacatecas, forma parte de Grupo México y lleva con las banderas rojinegras desde el 2007, cuando se estalló la huelga bajo el argumento de inseguridad en la mina. Cabe destacar que Gómez Urrutia estalló tres huelgas de manera simultánea en el mismo año. La primera de ellas fue en Cananea, Sonora; y la segunda en Taxco, Guerrero, esta última es la única que se mantiene bajo huelga, ya que se espera que una vez que se emita el Laudo del Recuento de Zacatecas, los trabajadores reanuden sus actividades laborales. Al respecto, el secretario del Trabajo y Previsión Social, Roberto Campa Cifrián, comentó que la jornada de recuento en la mina se llevó a cabo de manera pacífica, “en condiciones de tranquilidad, de absoluta libertad para quienes fueron a emitir su voto; fueron 414 trabajadores a resolver la titularidad del Sindicato”.

Explicó que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje deberá resolver a partir de este recuento en los plazos, en los que están marcados en la ley para notificar a las partes cuáles son los resultados.

El titular del Trabajo comentó que el expediente del sindicato Minero, respecto al fideicomiso de casi 55 millones de dólares, aún está vigente, pues “el presidente de la Junta Federal de Conciliación confirmó que no ha emitido laudo alguno por lo que hace al Sindicato Minero o a 5% del fideicomiso”.

Agregó que hay procesos legales instaurados en distintas instancias, en el poder Judicial, en la Corte de manera especial; recursos que han frenado la emisión de resoluciones por parte de la Junta.

Por separado, el sindicato minero que dirige Gómez Urrutia rechazó la veracidad del laudo a favor de Grupo México. “Los máximos tribunales penales mexicanos dejaron claro que “los recursos de dicho fideicomiso son propiedad del sindicato y no así de trabajadores en lo individual”, señaló.

[email protected]