Para que el comercio electrónico continúe con crecimientos a doble dígito es necesario fortalecer los factores de puntualidad en la entrega, que el catálogo de productos sea el mismo que el de la tienda física, descuentos y promociones, reveló un estudio del Observatorio del Shopper Experience (OSE) de in-Store Media México, firma especializada en shopper marketing.

Siete de cada diez consumidores indicaron que la calidad no debe variar si se compra en una tienda física u online: la tercer característica más valorada es la frescura y en cuarto lugar señalan el buen estado de los productos al recibirlos.

Asimismo, la consultora Euromonitor señaló que el principal motivo que hace a los mexicanos comprar en línea es que la entrega sea gratis (40%), seguido de tener devoluciones gratis por correo (12%), y devoluciones gratis en tiendas físicas (11%), a lo que la analista de la consultora, Amanda Bourlier expresó “si tuviera una tienda de comercio electrónica me preocuparía, los consumidores están preocupados por la entrega, pero no quieren pagar para mejorarla, eso es difícil”.

Ambas consultoras opinaron que el punto de venta físico es y seguirá siendo muy relevante, pero la integración de la tecnología para comunicarse y vender es inaplazable para los retailers.

El estudio de OSE mostró que otros factores importantes que aprecian los consumidores digitales para tener una buena experiencia de compra tienen que ver con el diseño de la tienda digital, la cual debe ser intuitiva y fácil de navegar, según el 70% de los encuestados, además de mostrar información detallada e imágenes de los productos, de acuerdo al 65 por ciento.

Acorde con lo anterior, la consultora Nielsen dio a conocer que entre 30 y 35% de los compradores llevan consigo su teléfono mientras compran en una tienda; y que relacionado con los que se muestre en la plataforma de comercio electrónico, los compradores conectados gastan hasta 9% más en tienda.

“El e-commerce tiene que crecer más rápido, la comunicad de negocios en México necesita evolucionar la infraestructura en términos de que el consumidor reciba su producto en tiempo, y en términos de pagos. El siguiente paso es incrementar la confianza de los consumidores en la calidad”, apuntó Prashant Singh, analista líder de comercio electrónico en el mercado global para Nielsen.

La rama de mayor venta el comercio electrónico en Latinoamérica es moda con 44%, seguido de electrónicos (37%), productos personales (24%), productos para bebé (11%), y mascotas (10%).

El crecimiento en ventas en el comercio electrónico, cerró 2016 con ingresos por 329.85 mil millones de pesos, un alza del 28.3% anual; sin embargo fue una desaceleración respecto al 2015, y será la tendencia hacia los siguientes años, debido a que se está estabilizando, indicó el Estudio de Comercio Electrónico 2017 de la Asociación de Internet.MX (antes AMIPCI).

maria.rodriguez@eleconomista.mx