México exportó productos por 31,562 millones de dólares en marzo, una caída interanual de 7.5%, en la que destacó el retroceso de las ventas siderúrgicas entre los productos no petroleros, informó el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

Mientras se ha dado un debate global por una sobreoferta de acero y un levantamiento constante de cuotas por prácticas desleales de comercio en varios países, las exportaciones siderúrgicas de México sumaron 418 millones de dólares en marzo, lo que significó una baja de 17.8% y el peor resultado entre las ventas externas no petroleras.

Las exportaciones siderúrgicas, que equivalen a una tercera parte de las petroleras, acumularon un monto de 1,419 millones de dólares en el primer trimestre del año, lo que también representó una disminución de 28.2% frente al mismo periodo del 2008, cuando alcanzaron un máximo histórico.

En las dos grandes divisiones de las exportaciones, las petroleras cayeron 39.6%, para llegar a 1,274 millones de dólares, su menor baja interanual en los últimos ocho meses; las no petroleras disminuyeron 5.4%, a 30.287 millones de dólares.

Otro resultado relevante fue el de las exportaciones automotrices, las cuales se redujeron 10.4%, su primera tasa negativa a dos dígitos desde septiembre del 2009, aunque los analistas esperan una recuperación de las mismas por la mayor capacidad productiva del país.

Mariana Ramírez, analista del grupo financiero Ve por Más, estimó que permanecerá la desaceleración del consumo de bienes e insumos mexicanos provenientes del extranjero y destacó en esta situación el caso de Estados Unidos, principal socio comercial de México, ya que la correlación de la industria manufacturera entre ambos países es de 80.0% por ciento.

La apreciación del dólar, aunado a la debilidad de la demanda externa, merma la necesidad de compras de productos mexicanos para producir por parte de los socios comerciales de México , agregó. En la última minuta sobre política monetaria, uno de los miembros de la Junta de Gobierno del Banco de México dijo que la anticipada mejoría de la producción industrial estadounidense y la depreciación que ha registrado el peso permitirían reiniciar la expansión de las exportaciones manufactureras mexicanas. Sin embargo, consideró que el fortalecimiento de la actividad económica será más evidente hasta el año entrante.

Entre las exportaciones no petroleras, las de manufactura sumaron 28,281 millones de dólares en marzo (-6.5%), las agropecuarias fueron por 1,581 millones (14.3%) y las extractivas totalizaron 425 millones (11.2 por ciento).

El descenso anual en las exportaciones de productos automotrices se derivó de disminuciones tanto en las ventas canalizadas a Estados Unidos (-7.8%) como en las dirigidas a otros mercados (-23.4 por ciento).

Las importaciones mexicanas fueron por 31,407 millones de dólares en marzo, por lo que México tuvo un déficit de 155 millones de dólares.

[email protected]