Petróleos Mexicanos (Pemex) cerró el año pasado con un desperdicio de gas natural de 427 millones de pies cúbicos diarios, lo que implica que se quemó o venteó a la atmósfera el equivalente a 7.8% de su producción gasífera del año.

En comparación con el año anterior, este desperdicio prácticamente se duplicó con un incremento en 4 puntos porcentuales, a pesar de que el 2014 había sido el peor año de quema o venteo de gas por lo menos en los últimos cinco años, con un desperdicio de 242 millones de pies cúbicos diarios, luego de que en el 2009 se logró que la CNH publicara disposiciones técnicas para evitar o reducir la quema y el venteo de gas en los trabajos de exploración y explotación de hidrocarburos para Pemex, calculando el techo límite obligatorio para la estatal mediante un programa anual de acciones para reducir este indicador de desperdicio y daño al medio ambiente, Pemex logró reducir de 3% quemado en el 2010 a 0.99% en el 2012, pero la falta de inversiones en equipo compresor de gas en instalaciones productoras de crudo donde no se ha frenado la extracción llevó a que se disparara nuevamente este indicador.

Y es que el recorte de 11% del presupuesto para las actividades de Pemex el año pasado fue superior en la subsidiaria Gas y Petroquímica Básica, donde se recortaron 1,382 millones de pesos que fueron 16.8% de su presupuesto original aprobado por el Congreso. Aunado a ello, en el tercer trimestre del año pasado, el desperdicio de gas fue de 9.2% de la producción, derivado de que el envío de gas a la atmósfera aumentó 509 millones de pies cúbicos diarios, principalmente debido al incidente ocurrido en la plataforma Abkatún A Permanente, así como a retrasos en obras destinadas al aprovechamiento de gas en las regiones marinas, según detalló Pemex a la Bolsa Mexicana de Valores.

Por activos, el desperdicio más grande se observó en el mayor activo productor nacional de crudo, Ku Maloob Zaap, ubicado en la Sonda de Campeche, donde el promedio de quema y venteo ascendió a 31.1% de la producción de gas, derivado de la necesidad de no reducir la producción petrolera. En otros como Cantarell, el promedio de desperdicio fue de 16% de su producción de gas, mientras que en el Litoral de Tabasco, la quema y venteo fue de 8.8% e incluso en Chicontepec no se sacrificó producción petrolera, quemando el equivalente de 4% de la producción de gas.

Las ventas de gas natural de Pemex en el interior del país durante el año sumaron 53,037 millones de pesos, por lo que el desperdicio de 7.76% implica que la estatal dejó de percibir 4,115 millones de pesos en gas comercializable que quemó o venteó a la atmósfera, es decir 2.9 veces el recorte presupuestario que sufrieron las actividades de gas y petroquímica básica durante el año.

Aprovechar reforma

Refundación total de Pemex, propone el CCE

El sector empresarial del país propuso crear un plan integral para ubicar a Petróleos Mexicanos (Pemex) a la altura de las circunstancias y hacerla más competitiva a nivel global.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan Pablo Castañón, dijo que la reforma energética es fundamental para dar competitividad y empuje a la industria nacional y Pemex tiene que avanzar con ese imperativo .

Afirmó: Urge y debe hacerse de manera colaborativa con el sector privado, con las cadenas de valor, con los trabajadores, con todos los implicados, para que de una vez por todas adaptemos a nuestra empresa productiva del Estado en materia energética, en particular petrolera, para hacerla de competitividad global .

Habló de soluciones efectivas a los retos pensionarios y laborales, a la reestructura efectiva para lograr la autonomía, a la capacidad financiera y al gobierno corporativo.

El dirigente empresarial destacó la importancia de aprovechar fórmulas de capitalización como las que existen por la vía bursátil o de alianzas estratégicas, la desincorporación de activos y el fortalecimiento financiero.

Planteó una visión de largo alcance, en la concepción de una empresa de energía del siglo XXI, con inversión en investigación y desarrollo, flexibilidad e incentivos para asociaciones estratégicas, así como inversión en tecnologías y preparación del activo humano.

Se trata de refundar a Pemex y los empresarios refrendan sus disposición de participar con propuestas muy claras. (Notimex)

kgarcia@eleconomista.com.mx