Petróleos Mexicanos (Pemex) lleva un cumplimiento de sólo 41% en la producción proyectada de los campos prioritarios que comenzó a desarrollar en esta administración, luego de que al 30 de septiembre reportara una producción promedio de 92,000 barriles de crudo, cuando el compromiso era llegar a 222,000 barriles por día en esa fecha.  

Según el reporte que presentó la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) en su 55 sesión extraordinaria este jueves, la estatal arrancó actividades únicamente en 17 de los 20 campos que comprometió en 2019: los campos Ixhachi, Chocol y Cibix, en tierra, y Mulach, Tetl, Tlacame, Xikin, Uchbal, Teekit, Cahua, Octi, Koban, Esah, Manik, Cheek, Suuk y Hok.  

Pero además, para el 2020 Pemex tenía el compromiso de llevar a cabo el desarrollo acelerado de otros 20 campos y hasta el momento sólo ha presentado el plan para uno de ellos: Tlamatini, en aguas continentales frente a las costas de Tabasco.  

En lo que respecta al gas natural de los campos de desarrollo prioritarios, la estatal logró al 30 de septiembre una producción de 186 millones de pies cúbicos diarios, cuando el compromiso era llegar a 519 millones de pies cúbicos por día, con lo que lleva un avance de 35% en las actividades.  

Respecto a la perforación de pozos, los planes en estos campos incluían la ejecución de 81 pozos pero hasta el momento se han perforado 22 de éstos, explicó el regulador.  

Por lo pronto, explicaron, al día de hoy 15 pozos se encuentran en proceso de perforación, de los cuales se estima que entren en producción en el segundo semestre de 2020, lo que puede reducir la brecha en la ejecución de los planes y la producción esperada 

En su reporte al tercer trimestre del año a inversionistas, la estatal destacó que 15 de los campos prioritarios ya aportaron a la empresa durante el mes de septiembre una producción de 121,700 barriles diarios de crudo, cifra que está 32% por encima de lo que a su vez la estatal reportó al regulador.  

“Los datos están muy preocupantes porque en los indicadores que nos muestran ninguno de ellos llega al 50% y la explicación es que no hay producción porque no hay actividades físicas, lo que es reiterativo”, dijo el comisionado Héctor Moreira en la sesión del órgano de gobierno. Al respecto, el área técnica del regulador explicó que Pemex ha manifestado desde que comenzó las actividades en estos campos que ha tenido problemas por la falta de disponibilidad de grandes equipos en el marcado, situación que se ha agravado por la contingencia del Covid-19, además de que los resultados geológicos de campos en los que se tenían altas expectativas, como el marino Xikin, se han quedado por debajo de lo que se esperaba.  

Por ello Pemex podría cambiar sus planes el próximo año para algunos campos, detallaron, sobre todo en lo que respecta a Chocol en tierra, que no ha tenido producción desde agosto, además del campo Esah, en aguas someras, cuyo pozo principal Esah2DES se encuentra abandonado.  

“Pemex Exploración y Producción tiene control sobre algunos aspectos físicos, como la infraestructura que lleva a los campos, las actividades e inversiones que realiza, pero no sobre las características de los yacimientos y tampoco situaciones ajenas como el Covid-19, por eso cuando se habla de cumplimiento hay que reconocer que incluye cosas que no se puede controlar y eso es a nivel Pemex y a cualquier operador”, dijo el comisionado Néstor Martínez en la sesión del órgano de gobierno.  

Rezago en las actividades de asignaciones 

En la misma sesión, la CNH presentó el avance en las actividades de todas las asignaciones que están bajo el control operativo de Pemex al 31 de agosto, donde reportó que en lo que corresponde a 55 planes de exploración se tenía una inversión proyectada de 64,623 millones de pesos al inicio del año, de la cual se han ejecutado 15,875 millones de pesos. A la vez, se habían comprometido 49 pozos exploratorios y se han perforado únicamente 11.  

En las actividades de desarrollo de las asignaciones, se contemplaba la perforación de 634 pozos nuevos en los planes, pero se han perforado 83 mientras que 35 se encuentran en perforación y 10 están programados. El avance en la perforación de pozos de desarrollo es de 13% de los planes, mientras que el año pasado, con planes de 664 pozos programados y 128 ejecutados al mismo mes, se reportó un avance de 19 por ciento.

karol.garcia@eleconomista.mx