El titular de la representación comercial de Estados Unidos (USTR, por su sigla en inglés), Robert Lighthizer, se reunirá este jueves con la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el presidente del Comité de Medios y Arbitrios, Richard Neal, para negociar los últimos cambios a la legislación estadounidense derivada del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC). Lighthizer se reunirá con ambos políticos demócratas en el Capitolio, de acuerdo con un portavoz de Pelosi.

El encuentro se dará luego de que Pelosi y Neal exigieron cambios para hacer exigibles las disposiciones laborales del T-MEC, como una condición para poner a votación este nuevo acuerdo comercial.

“Hoy nos reunimos con el presidente de AFL-CIO, Richard Trumka, y revisamos el progreso en las negociaciones del T-MEC de la Cámara de los Demócratas con el representante de Comercio de Estados Unidos. Podemos llegar a un acuerdo sobre el T-MEC cuando el representante de Comercio haga que el nuevo TLCAN sea aplicable para los trabajadores de Estados Unidos”, dijeron Pelosi y Neal, en un comunicado conjunto.

Horas antes, el presidente Donald Trump presionó nuevamente para que se ponga a votación el T-MEC, luego de que la Federación Estadounidense del Trabajo y Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO, por su sigla en inglés) afirmó en la víspera que aún no se cumplen las condiciones para que apoye el tratado.

Trump cuestionó que la presidenta de la cámara, Nancy Pelosi, no ha dado luz verde para la votación del T-MEC sólo por una estrategia política y no por la viabilidad del acuerdo comercial. “Está usando el T-MEC, porque no tiene los votos para el juicio político”, dijo Trump, sin presentar evidencia.

No obstante, ese mismo día, Neal confió en que el T-MEC se ponga a votación en diciembre. “No creo que nadie quiera ver que esto se vaya a la deriva en el próximo año”, dijo Neal. “Todos sentimos que hemos estado en esto durante mucho tiempo y queremos llegar a un acuerdo”.

El 30 de septiembre del 2018, se anunció que los tres países habían llegado a un acuerdo sobre el T-MEC, que remplazaría al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y que se esperaba que entrara en vigor a fines del 2019 o principios del 2020.

Las renegociaciones se iniciaron en el 2017 a solicitud de Estados Unidos. El proceso se frenó en el segundo semestre del 2018 por las elecciones de mitad de mandato que tuvieron lugar en ese país en noviembre. El texto del acuerdo se concluyó y firmó el 30 de noviembre del 2018 (fecha que aseguraba la firma del gobierno mexicano saliente). El siguiente paso es la aprobación del Congreso de Estados Unidos para su entrada en vigor.