El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que ha avanzado mucho en la relación con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y confió en que el nuevo embajador en México, Christopher Landau, le ayudará a ratificar en el Congreso estadounidense el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

En Palacio Nacional, el mandatario aseveró que ya cambió el protocolo para recibir a los embajadores que son nombrados, “porque antes era la entrega de las cartas credenciales, un saludo, la fotografía y ya. Ahora no es así. Ahora me entregan las cartas credenciales y nos reunimos. Por eso también lo de la banda presidencial, porque tenemos la bandera aquí”.

El pasado viernes, el nuevo embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, arribó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde destacó que “Estados Unidos gana cuando hay un México próspero y estable, y México gana cuando hay un Estados Unidos próspero y estable. Obviamente hay retos en la relación bilateral, pero son los retos que surgen en cualquier relación”.

El presidente López Obrador dijo que, una vez que reciba las cartas credenciales y se entreviste con el nuevo embajador estadounidense, le planteará continuar la relación de respeto con Donald Trump, y también le pedirá apoyo para lograr la aprobación del T-MEC.

“Los planteamientos son mantener la relación de amistad, de cooperación, de respeto y llevarnos bien, que podamos evitar la confrontación y que no se fomente la xenofobia, que no se azuce en Estados Unidos para despertar racismo, maltrato, odio contra los mexicanos. Queremos respeto.

“Nos importa que se resuelva lo de la aprobación del T-MEC. Creo que el embajador nos va a ayudar en ese propósito, porque nosotros tenemos que actuar con mucho respeto. Es un asunto del Congreso estadounidense. Tengo información de que tanto demócratas como republicanos ven con buenos ojos el que se ratifique este nuevo tratado”, aseguró.

[email protected]leconomista.com.mx