Aunque el sector comercio, servicios y turismo observa un 2014 menos difícil que el periodo anterior en materia económica, el arranque de este año no ha sido fácil, pues los empresarios presentan problemas de corte fiscal que los mantienen inquietos por el panorama que enfrentarán en los próximos meses en sus empresas.

Jorge Dávila Flores, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), explicó que los problemas que se enfrentan en estos primeros días del año son los ajustes de la reforma hacendaria, en especial, la transición del Régimen de Pequeños Contribuyentes (Repecos) al Régimen de Incorporación Fiscal, ya que algunos empresarios no están preparados para ese cambio.

De entrada somos optimistas de que el 2014 será un mejor año, pero en materia fiscal debe haber seguimiento de temas que están influyendo en la confianza del empresariado mexicano, como el fiscal, en el que sí es necesario que se hagan ajustes , refirió a El Economista.

A nivel comercio, se prevé que haya un crecimiento de 3.5% respecto del 2013, derivado de que el reporte del último trimestre del año pasado repuntó la actividad comercial, a lo que se espera la generación de 700,000 nuevos empleos, dijo.

El sector privado buscará con la Secretaría de Hacienda que, en el marco del pacto de estabilidad fiscal, se dé seguimiento a las inquietudes de los empresarios, con el fin de que se respeten las garantías y facultades que se tienen de manera individual para interponer amparos en contra de impuestos que dañan la actividad.

Dávila Flores sentenció que los empresarios no quitarán el dedo del renglón para ajustar el tema de Repecos, la actividad en la zona fronteriza y optar por el amparo para que México pueda crecer y generar empleos.

Ante la incertidumbre internacional, aseguró que existe tranquilidad porque México está bien posicionado con las reformas .