La automotriz Opel llegó a un preacuerdo de concesiones salariales con los representantes de sus trabajadores, lo que remueve un obstáculo para acceder a ayuda estatal bajo un plan de reestructuración.

La unidad de la automotriz estadounidense General Motors (GM) dijo que los representantes laborales acordaron ahorros de costos de 265 millones de euros (331 millones de dólares) por año, con 176.8 millones de euros de Alemania, en un acuerdo paneuropeo.

El acuerdo estaba basado en "compromisos específicos de inversión y producción para un atractivo portafolio de productos", dijo Opel en un comunicado.

El acuerdo tentativo está siendo discutido individualmente en los países europeos en los que opera la empresa -que tiene plantas en Bélgica, Austria, Polonia, España y Gran Bretaña- y se espera será ratificado en los próximos días, dijo Opel.

Ambas partes han estado negociando sobre la demanda de la gerencia para las concesiones salariales, un obstáculo clave para recibir posibles garantías crediticias de Alemania por más de 1.000 millones de euros.

Los trabajadores y gerentes querían presentar un acuerdo antes del martes, el próximo día hábil en Alemania, cuando el comité que lidera al fondo de rescate estatal alemán va a discutir el pedido de ayuda de Opel.

El presidente ejecutivo de Opel, Nick Reilly, dijo a los periodistas que esperaba una recomendación positiva de la reunión del comité. Sin embargo, indicó que la decisión final sobre la ayuda podría demorarse hasta principios de junio.

A cambio de aceptar dolorosas medidas como el congelamiento salarial hasta el 2014, los 50.000 trabajadores europeos han exigido que GM realice inversiones para prevenir más desplazamientos de producción a Corea del Sur.

RDS