Sao Paulo.- La petrolera Oleo e Gas Participações SA del empresario brasileño Eike Batista presentó su plan de reestructuración, informó un diario local, en la siguiente fase del mayor proceso de quiebra de América Latina.

En caso de que el plan sea aprobado por los acreedores en los próximos 30 días, le daría 65% de la empresa que era conocida como OGX a quienes acordaron prestarle fondos adicionales, reportó Folha de S.Paulo sin decir cómo obtuvo la información.

Otros acreedores se quedarían con 25% de la empresa.

Batista padeció el colapso de su imperio de compañías industriales y de materias primas el año pasado en medio de una montaña de deudas, luego de que una decepcionante producción en sus yacimientos petroleros alejó a los inversores.

El empresario se quedará con 5.02% de la compañía bajo la nueva estructura, mientras que los accionistas minoritarios tendrán 4.98%, reportó Folha.

A los acreedores que se les debe menos de 30,000 reales (unos 12.500 dólares) se les pagará en efectivo, en 12 cuotas, de acuerdo al diario.

Un portavoz de una corte en Río de Janeiro dijo que el viernes se presentó una petición y que la misma sería enviada al juez el lunes, pero no dio detalles del contenido de la misma.

No se pudo contactar de inmediato a un portavoz de Oleo e Gas para que se refiriera al reporte.

apr