La validación del nuevo diseño del espacio aéreo del Valle de México que permitirá la interoperabilidad aérea y el trabajo simultáneo y seguro de los aeropuertos internacionales de la Ciudad de México, de Toluca, y Felipe Ángeles (AIFA), que está en en construcción, terminará en junio para iniciar su etapa de implementación, que durará entre ocho y nueve meses, lo que permitirá la inauguración de la terminal (el 21 de marzo del 2022), afirmó Santiago Mijail Ávila.

“Tenemos un margen muy seguro y cómodo para dejar el espacio aéreo listo. Con la colaboración de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) estamos seguros que terminaremos en tiempo y forma y cumpliremos la misión”, dijo el líder del proyecto por parte de los Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam), entidad adscrita a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Como parte del proceso de reconfiguración también participa la empresa NavBlue, filial de Airbus, que fue contratada por la Sedena. En un video difundido por el equipo de comunicación del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles, el integrante del Seneam, explicó que los trabajos conjuntos iniciaron en diciembre del 2018 “siguiendo el estricto proceso que solicita la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI)”.

El control aéreo refirió que luego de la etapa de planificación siguió la de diseño (la más laboriosa y en la que se encuentran actualmente porque se plantean y analizan todas la posibles salidas y llegadas a los tres aeropuertos para garantizar una convivencia segura.

Se prevé terminar el diseño en un par de meses e iniciar la validación, en la que se revisa que todo el rediseño se cumpla y se lleva a cabo por medio de simulaciones en donde los controladores de tránsito aéreo pantallas.

“Durante la fase de validación ya vamos a interactuar con toda a la industria aérea, aerolíneas, para adecuar el sistema a las necesidades de todos y a mediados del 2021 la estaríamos terminando para comenzar la implementación, que durará entre ocho y nueve meses antes de la entrada en operaciones del aeropuerto”, explicó el integrante del Seneam.

El nuevo diseño está basado en la llamada PBN (Navegación Basada en Performance), que incorpora sistemas de navegación terrestres y satelitales, tomando en cuenta las capacidades de cada tipo de aeronave en los despegues y aterrizajes en condiciones de mayor seguridad, ha explicado la SCT.

Algunos de los beneficios que traerá a la aviación son: mejora en los perfiles de vuelo, ahorro en combustible y millas recorridas, reducción en cargas de trabajo para pilotos y controladores y reducción de emisión de CO2. Actualmente, las rutas de vuelo que alimentan Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) son de tipo convencional y tiene limitantes como el alcance de señal en montañas o definición de procedimientos operacionales.

Los proveedores privados en Santa Lucía

Hasta noviembre pasado, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) había destinado 17,321.2 millones de pesos en la construcción del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), de los cuales el 45% fue para la compra de materiales. Algunos de los proveedores que comienza a difundir la dependencia son:

• Mapei (adhesivos y productos químicos)

• Industria Novaceramic

• Productos Probarro

• Siemens

• Cementos Apasco

• Cemento Fortaleza

• Cemex

• Aceromex

• DeAcero

• Ayamsa

alejandro.delarosa@eleconomista.mx