De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en México hay 39.2 millones de niñas, niños y adolescentes de cero a 17 años, lo que representa 32.8% de la población total, con el objetivo de que esta población tenga un desarrollo seguro y feliz, y como parte de la estrategia de responsabilidad social de Seguros Monterrey New York Life, desarrollaron el programa Niños en Duelo, cuya misión es que “las niñas y los niños que sufren la ausencia de sus padres o de sus seres queridos puedan enfrentar esos momentos difíciles y desarrollarse de manera positiva”.

En entrevista con Gerald Fuchs Torrescano, subdirector de Comunicación de Seguros Monterrey New York Life, indicó que el programa Niños en Duelo inició en New York Life Foundation en Estados Unidos en el 2014; posteriormente, expandieron el programa a México. También mencionó que es un proyecto muy grande que tiene diferentes frentes, pues no sólo apoya a niños, sino “también ofrece a nuestro clientes el apoyo cuando están atravesando algún duelo. Lo más importante aquí es comenzar a definir lo que para Seguros Monterrey New York Life es el duelo, porque no solamente se trata de enfrentar la muerte ante diferentes circunstancias, sino que también hablamos en México de duelo ante factores de migración, por factores de seguridad, de amputación de un miembro del cuerpo o pérdida de algún sentido, porque sabemos que se hace frente a un duelo emocional que tiene un efecto físico e impactos en la salud.

“En México empezamos con el proyecto en diciembre del 2017 con una prueba piloto. Hoy por hoy, llevamos año y medio con más de 27 centros y más de 250 educadoras certificadas junto con Save the Children”, indicó Fuchs Torrescano.

Fue una alianza estratégica con Save the Children, que ha permitido impactar en 1,230 niñas y niños de manera directa en 594 sesiones, según cifras del 2018. De acuerdo con Gerald Fuchs Torrescano, uno de los principales retos del programa ha sido el entendimiento del duelo. Como metas a largo plazo, tienen  planes de ejecutar la iniciativa a nivel nacional, porque por ahora sólo están en el área metropolitana de la Ciudad de México. Sin embargo, al ampliar el programa en la República Mexicana, se enfrentarían con diferentes vulnerabilidades. “Porque si nos vamos a fronteras y a zonas norte-sur del país, mucho del duelo que se atraviesa es por migración. Entonces, no sólo es duelo por factores de muerte, sino de abandono por diferentes circunstancias, por lo que hay que entender cada uno de estos aspectos de duelo y poder establecer puntualmente los beneficios a largo plazo que nosotros estamos pretendiendo”, finalizó Gerald Fuchs Torrescano.