Con la guerra comercial implementada por Donald Trump, México se enfrenta a la crisis geopolítica más relevante del mundo moderno, en donde el gobierno mexicano debe presionar a su vecino del norte para lograr una negociación integral: comercio sí, pero también migración y trato justo a los connacionales, exigió Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario (CNA).

“No nos merecemos un trato tan injusto como el que estamos recibiendo. Estados Unidos no está valorando todos los esfuerzos que México está haciendo”, expresó en entrevista durante el programa Alebrijes: Águila o Sol.

Bosco recordó los principios y objetivos para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) planteados por el presidente de México, Enrique Peña, el 27 de febrero del 2017: soberanía nacional, respeto al Estado de Derecho de los tres países, visión constructiva y propositiva, integración de Norteamérica y negociación integral (tratar de manera abierta y completa todos los temas de comercio, migración y frontera, que incluye las amenazas terroristas, tráfico de drogas, armas y efectivo).

Cuestionado sobre la diversificación comercial, Bosco de la Vega recordó que 78.5% de las ventas agro al exterior que realiza México provienen de Estados Unidos, la meta es que en una década dicho porcentaje sea de 50 por ciento. “Tenemos negociaciones simultáneas en Europa, en América Latina. Abriendo más mercado, vamos por buen camino”.

Para el dirigente del CNA, se deben emplear mejor los recursos para el campo. “Se debe hacer rentable al campo para ser competitivos. Debe haber un acuerdo entre gobierno y sector privado para mantener un precio mínimo de ingresos en el campo”.

El dirigente empresarial advirtió que la amenaza de Donald Trump para salirse del TLCAN sigue latente, de modo que un acuerdo bilateral sería una opción viable para continuar como socios comerciales, “porque ni ellos pueden dejar de comer ensaladas ni nosotros dejar de comprar maíz. Son más fuertes las cadenas de valor que hay en Norteamérica que la voluntad de un solo presidente”. Desde la perspectiva de CNA, la negociación del TLCAN se va al 2019.

Celebró que el gobierno mexicano aplicó recíprocamente las represalias contra Estados Unidos. “La idea es una operación quirúrgica a estados republicanos para generar más contrapesos internos y cuidando al consumidor mexicano. Es gradual, están los mercados sustitutos, se platicó con la cadena productiva, los productores que ya estaban operando son a los que se les asigna esa cuota de libre arancel”.

Bosco de la Vega mencionó que los candidatos presidenciales conocen las preocupaciones del campo mexicano, la situación complicada de la negociación del TLCAN 2.0, por lo que confió en que haya total respaldo a lo realizado por el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, en materia de comercio y que prevalezcan los objetivos de no ceder.

Reunión ministerial, en julio

Los ministros de Comercio de México, Estados Unidos y Canadá podrían reunirse en julio para continuar con la renegociación del TLCAN, afirmó lldefonso Guajardo, secretario de Economía. “Esta negociación se mantiene, los ministros se reencontrarán seguramente a partir del mes de julio”, dijo el funcionario.

Por otro lado, en la Cuarta Reunión del Consejo de Negocios de Energía México–Estados Unidos, que se celebró en Washington, la Secretaría de Economía explicó el estado de los temas de mayor relevancia para la modernización del TLCAN.

En esta ocasión, el sector privado de México y Estados Unidos presentó las actualizaciones sobre los temas que aborda dentro de cinco áreas de trabajo: facilitar la infraestructura energética transfronteriza, respuesta a emergencias, cooperación y disponibilidad de equipo para remoción en caso de derrames de petróleo, mejorar la seguridad, y la resistencia de los sistemas de energía de América del Norte, financiamiento a proyectos por Banco de Desarrollo de América del Norte, entre otros.